Fertilizar con cobre puede reducir las emisiones de óxido nitroso

  Los agricultores pueden ser capaces de ayudar a reducir las emisiones del gas de efecto invernadero óxido nitroso (N2O) mediante la incorporación de cobre en los procesos de fertilización de los cultivos, según una nueva investigación de la Universidad de East Anglia, en Norwich, Norfolk, Inglaterra, publicada en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

   «El aumento de óxido nitroso en la atmósfera es, en gran parte, el resultado de cambios en las prácticas agrícolas de los sistemas de producción a escala más intensiva ante el rápido crecimiento demográfico y la constante necesidad de un mayor rendimiento de los cultivos», relata el investigador principal, David Richardson, de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de East Anglia.

   «Las emisiones agrícolas de N2O han aumentado considerablemente y seguirán creciendo. Es un gran problema, ya que es un potente gas de efecto invernadero. Molécula a molécula tiene potencial para causar el calentamiento del planeta 300 veces más que el dióxido de carbono. Y está detrás de casi una décima parte del forzamiento radiativo mundial de los gases de efecto invernadero», agrega este experto.

   Las emisiones agrícolas mundiales de este gas han aumentado en un 20 por ciento en el último siglo como consecuencia del uso generalizado de fertilizantes sintéticos a base de nitrógeno. El equipo de investigación usó un proceso llamado desnitrificación, una serie de reacciones químicas en las bacterias que se producen en condiciones donde los niveles de oxígeno son bajos y las cantidades de nitratos son altas.

- Advertisement -

   «El suelo cultivado es un buen ejemplo de esta condición y lo que sucede es que las bacterias respiran nitrato como un sustituto de oxígeno. Hemos encontrado que el gen de nitrato que usan las bacterias del suelo, responsables de la destrucción de óxido nitroso, se puede regular cuando se añade cobre», concreta Richardson.

   De esta forma, los autores del estudio afirman que los agricultores pueden controlar las emisiones de N2O mediante el uso de cobre en los regímenes de fertilización. Los fertilizantes de cobre ya se utilizan en zonas donde el suelo es deficiente en cobre, por lo que ya está disponible en el mercado. «El siguiente paso será comparar las emisiones de N2O de suelos que son naturalmente ricos en cobre. También vamos a analizar la cantidad y frecuencia de aplicación de cobre», adelanta Richardson.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés