Las cinco ‘claves’ de la dieta ecológica

Los alimentos orgánicos son más naturales, pero sus altos precios y dificultad para encontrarlos hace difícil seguir esta dieta. Te presentamos una guía con cinco sencillas cuestiones para introducir en tu vida los alimentos orgánicos.

Los productos bio son cultivados sin fertilizantes ni pesticidas y tampoco se modifican genéticamente manteniendo su naturalidad y nutrientes.

Los alimentos orgánicos son más naturales, pero sus altos precios y dificultad para encontrarlos hace difícil seguir esta dieta. Te presentamos una guía con cinco sencillas cuestiones para introducir en tu vida los alimentos orgánicos.

1. ¿DÓNDE COMPRAR?

En España existe la cadena de supermercados Ecoveritas, fundada en 2002, tiene como objetivo ofrecer una gran variedad de productos ecológicos al mejor precio. Todavía no está en toda España, solo en Cataluña y Valencia, pero puedes hacer pedidos en su tienda on-line.

- Advertisement -

Tiendas más pequeñas de dietética o herborestería venden alimentos bio no perecederos, como cereales o legumbres.

2. ¿CÓMO IDENTIFICARLOS?

Los productos no orgánicos son asociados con una imagen de casi perfección: formas regulares, tamaños seriados o colores uniformes. Por el contrario, los alimentos de cultivo ecológico son más irregulares y poseen formas y tamaños variables.

Todos aquellos productos que han sido analizados y clasificados por la Unión Europea como orgánicos se les otorga el nuevo logotipo para este tipo de alimentos, la «euro-hoja».

3. ¿CÓMO PUEDO REDUCIR GASTOS?

La agricultura convencional es más económica porque permite mayores volúmenes de producción a menor coste. En cambio, la agricultura biológica necesita de procesos más especializados. Pero hay varias formas por las que puedes incluir alimentos bio en tu dieta sin alterar mucho tu presupuesto.

– Adapta tus comidas al calendario agrícola: es la primera medida para ahorrar y comer productos de temporada y de calidad.

– Compra a granel, por ejemplo el arroz, la fruta o patatas ya que suponen un significativo ahorro en la cesta de la compra.

– Aprovecha todos los alimentos, haciendo purés o mermeladas.

– Planifica la compra y las comidas con antelación te permite organizar mejor tu tiempo para cocinar y así comerás mejor y hecho en casa.

4. CULTIVA TUS PROPIOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Tener un huerto ecológico en casa no solo está al alcance de quienes tengan mucha tierra para cultivar, con un pequeño terreno ya es suficiente. Pero, ¿qué puedes cultivar?

Desde verduras como tomates, zanahorias, espinacas, lechugas, pimientos o cebollas, frutas rojas como las fresas y moras, hasta hierbas aromáticas o ajos.

Para rentabilizar el espacio y el gasto puedes combinar en los mismos recipientes varios productos o apostar por alimentos en tamaño más pequeño como los tomates cherry.

5. ¿Y SI ALGO A COMER FUERA?

Comer fuera de casa siguiendo una dieta ecológica también es posible. Los restaurantes que ofrecen recetas elaboradas con alimentos sostenibles se han incremento en toda España. Te dejamos algunos ejemplos de restaurantes a los que puedes ir para comer bien y sin dejarte el sueldo.

En Sevilla encontramos la cadena de restaurantes Gaia que ofrece el menú del día ecológico por 9.95 euros. Desde Barcelona, Gopal tiene como especialidad las hamburguesas vegetarianas por 4.95 euros la unidad.

Ecobar de Madrid propone un menú degustación por unos 15 euros y en Bilbao La Camelia, que está especializado en comida asiática bio, tienen varios tipos de menús entre los ocho y diez euros.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés