Dime que grasas consumes y te diré que riesgo cardiovascular tienes

El estudio, publicado en la edición de la revista The American Journal of Clinical Nutrition en noviembre, esta liderado por los doctores Marta Guasch investigador principal del C universidad Rovira i Virgili Pere Virgili (IISPV), que estudiaron el alto riesgo cardiovascular en 7.000 hombres y mujeres.

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en R Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), con otros centros participantes en el estudio PREDIMED, han querido dar un paso más y evaluar cuáles son los tipos de grasas que se relacionan con más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y mortalidad, y han descubierto que el consumo de algunas grasas reduce hasta un 50% el riesgo de padecer cardiovasculares o lo aumenta hasta un 30 por ciento.

El estudio, publicado en la edición de la revista ‘The American Journal of Clinical Nutrition’ en noviembre, esta liderado por los doctores Marta Guasch investigador principal del C universidad Rovira i Virgili Pere Virgili (IISPV), que estudiaron el alto riesgo cardiovascular en 7.000 hombres y mujeres.

La principal conclusión es que el consumo de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas mayoritariamente grasas vegetales procedentes del aceite de oliva y frutos secos reduce entre un 32 y un 50 por ciento el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, mientras que el consumo de grasas saturadas y los trans -principalmente procedentes de alimentos cárnicos y procesados- se asocia a un riesgo de padecer hasta un 30% más de enfermedades del corazón.

Los primeros resultados este estudio fueron publicados en el año 2013 y mostraron que consumir una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva o frutos secos reducía el riesgo de enfermedades cardiovasculares hasta un 30% en una población de alto riesgo cardiovascular (diabéticos, con sobrepeso, hipertensión o el colesterol elevado, …).

En este nuevo informe, demuestra que sustituir el consumo de grasas saturadas y trans por grasas monoinsaturadas y poliinsaturas(por ejemplo, consumir frutos secos en lugar de alimentos de bollería industrial) es beneficioso en la prevención de enfermedades cardiovasculares y mortalidad.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés