La Gomera, plan de huertos sociales

El primer huerto estará ubicado en la finca El Cercado, situada en El Molinito, propiedad de la Corporación, según ha anunciado este viernes el Cabildo, promotor de la iniciativa.

La Gomera contará con un programa de huertos sociales para ayudar a la economía doméstica de las personas que están en situación de riesgo debido a la crisis económica.

   El primer huerto estará ubicado en la finca El Cercado, situada en El Molinito, propiedad de la Corporación, según ha anunciado este viernes el Cabildo, promotor de la iniciativa.

   «Con este proyecto ayudamos a las familias a generar economía y a educar y concienciar a la población sobre la naturaleza que nos rodea», defendió la consejera del Área de Desarrollo del Territorio, Ventura del Carmen Rodríguez.

   El programa insular de huertos sociales deberá ofrecer espacios de explotación agrícola como actividad económica doméstica y de esparcimiento y actividad cívica, social y ecológica sostenible para todas aquellas personas empadronadas en La Gomera que así lo demanden, aunque tendrán prioridad las personas mayores, desempleadas, familias numerosas, personas en riesgo o personas necesitadas de actividad terapéutica.

   Cabe destacar que a la superficie de las fincas del Cabildo se sumarán las particulares previo acuerdo o pacto con sus propietarios. Los huertos de las fincas, constituidos en su mayoría por bancales, han sido desde siempre parte del paisaje de la isla de La Gomera habiendo constituido en su momento el principal sustento de la mayoría de las economías familiares.

   Asimismo, el Cabildo pretende recuperar espacios agrícolas para uso público, que se encuentren inutilizados o carentes de aprovechamiento, así como facilitar los medios básicos que proporcionen el mantenimiento de una economía doméstica, fomentar la sensibilización y la participación ciudadana en el desarrollo sostenible, generando espacios de biodiversidad.

   Otro de los objetivos es la conservación de la biodiversidad a través de la recuperación y puesta en valor de especies hortícolas autóctonas y tradicionales; promover buenas prácticas ambientales de cultivo como la gestión de los residuos, ahorro de agua o agricultura ecológica; establecer y valorar las relaciones entre el medio natural y las actividades humanas, entre otras.

   A los beneficiarios del proyecto se les concederá una licencia de ocupación por un período de dos años. El programa entrará en vigor en el momento de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) después del proceso de alegaciones por parte de los grupos y los ciudadanos y así lograr unas bases participativas, estables y de futuro.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés