ALTEA Los olivos de CIPAL

Altea es un municipio típico de la costa mediterránea, donde se ha conservado hasta hace muy poco la cultura rural. Durante la cosecha 1999-2000

CIPAL (Ciudadanos Independientes por Altea) es un partido político que tiene en la alimentación ecológica uno de sus principales leit motivs. Ahora, acaban de poner en marcha una almazara que produce aceite de oliva virgen extra para el autoconsumo y el comercio local. Chrlamos con Miguel Ángel Capilla, responsable e impulsor de esta iniciativa. Es también concejal de Medio Ambiente y Agricultura en Altea. Carolina Punset dirige este partido con una firme vocación ecologista. Aparecen juntos en la foto. Ambos estarán en BioCultura Valencia para informar a la ciudadanía de otras formas de hacer política en el ámbito local, políticas que hacen hincapié en lo social y lo medioambiental de forma prioritaria.

-¿Cómo surgió el proyecto de recuperar 150 hectáreas de olivos?

-Altea es un municipio típico de la costa mediterránea, donde se ha conservado hasta hace muy poco la cultura rural. Durante la cosecha 1999-2000 cerró sus puertas la última almazara del pueblo, ya que las pequeñas producciones locales no alcanzan los kilos mínimos para obtener aceite de la propia cosecha (entre 500 y 800 kg por prensada). Esto, junto con los largos y penosos desplazamientos a municipios de la montaña interior de Alicante, derivaron en el paisaje actual salpicado de olivos en estado de abandono.

-¿En el futuro serán olivos ecológicos?
-Hoy la almazara es un servicio de molturación de aceitunas para el autoconsumo de los usuarios, pero tenemos en marcha un proyecto de apadrinamiento de olivos en cultivo ecológico para incentivar la comercialización de un producto de calidad virgen extra y de la creación de un banco de tierras de olivo para cultivo como huertos periurbanos ecológicos.

-¿Dónde se comercializa este aceite?
-La gran mayoría de este aceite es destinado al autoconsumo, pero son varios los productores que, tras doce años de no obtener aceite de su propia cosecha, han retomado la venta local. 

-¿CIPAL tiene otras iniciativas parecidas en marcha?
-Otras iniciativas similares son la puesta en marcha de un partidor de almendra, ya que el almendro es el cultivo tradicional de secano y, al igual que en el caso del olivo, el último partidor de almendra de la comarca cerró hace más de una década. Una central de confección de cítricos ecológicos para su comercialización, ya que desde 2008 se producen sin residuos plaguicidas en Altea más de 170.000Kg de cítricos que no pueden ser comercializados como ecológicos por falta de una instalación certificada. La creación de un mercado de producto local y ecológico como impulso para la regeneración del entorno agrícola. 

-¿Cómo reacciona el pueblo con este tipo de iniciativas? 
-El sector relacionado con el mundo agrícola está muy ilusionado por volver a poder obtener aceite de sus propia producción, son muchos los pequeños propietarios que han contratado servicios de poda para la recuperación de sus cultivos y se ha generado un clima de reencuentro con las tradiciones y raíces agrícolas aún muy presentes en la ciudadanía y que se pensaban irrecuperables.

Toni Cuesta / The Ecologist
Asociación Vida Sana

http://www.vidasana.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Plaguicidas químicos en tu plato

IV Festival Be Veggie

Qué es ser flexitariano

Día Mundial del Olivo 2022