¿Cómo integrar alimentos ecológicos a tu dieta?

Es innegable que los alimentos ecológicos tienen un coste mayor que los tradicionales. Pero integrar lo orgánico en tu dieta no implica que vayas a arruinarte. La consigna es: consumir menos, pero mejor.

Paso a paso

¿Cómo integrar alimentos ecológicos a tu dieta? Cuando entras al supermercado la cantidad de ofertas y opciones puede apabullar. Esa es justamente la idea de estos lugares. Que compres sin pensar. Que elijas sin fijarte mucho en lo que adquieres. Pero cuando llegas a casa tienes un montón de productos sin prácticamente ningún valor nutricional. Y potencialmente llenos de pesticidas y agroquímicos. Aquí van algunos consejos para evitarlo.

¿Cómo integrar alimentos ecológicos a tu dieta?

Primero concientízate y elige cambiar

Para integrar los alimentos ecológicos en tu dieta de forma sostenible y agradable tienes que hacerlo con gusto y a conciencia. Debes estar decidido a tomarte el tiempo de elegir tus productos cuidadosamente, por ti y por el planeta. Comienza siempre por lo que más te gusta. Tu transición hacia lo orgánico debe empezar por algunos alimentos específicos. Es la mejor manera de ir dándole forma a tu nueva dieta equilibrada y saludable.

Más proteínas, pero vegetales

La industria cárnica es una de las más dañinas médica y medioambientalmente. SI vas a comer carne que sea poca y de origen ecológico. Menos cantidad, pero de mejor calidad. Equilibra el aporte proteico con legumbres como las lentejas o los garbanzos. Y si quieres comer pescado también asegúrate que provenga de pesca sostenible. Y que la especie no está sobreexplotada.

Fruta y verdura: local y de temporada

- Advertisement -

Estamos acostumbrados a darnos el capricho de comer de todo, todo el año. Pero no valoramos los daños medioambientales que ello implica. Privilegiar el consumo de frutas y verduras ecológicas y de temporada es una pequeña concesión. Y su compensación es que comeremos alimentos más sanos y con una huella de carbono significativamente menor.

¿Cómo integrar alimentos ecológicos a tu dieta? Olvídate de las frutas exóticas que crecen a miles de kilómetros de aquí. Tu cuerpo no las necesita. Y el transporte acaba con la poca sostenibilidad que pudiera tener. Y hay alternativas locales tan o más nutritivas y sabrosas. Por otra parte, puedes aprovechar los jardines compartidos para cultivar lo que te apetezca.

Cereales sí, pero integrales y ecológicos

El trigo, la pasta, el arroz, la avena y otros cereales están inundados de pesticidas. Si los eliges completos y de cultivo ecológico conservarán todas sus fibras y nutrientes. El muesli, la granola, etc. es a menudo lo primero que ingerimos. Elígelos de forma coherente. Y si los compras a granel, ahorrarás envases, dinero y mucho más.

Cocina casera

La industrialización de los alimentos es un excelente negocio. Pero solo para el que se lucra de él. No hay ninguna duda de que la comida casera es muchísimo más redituable, sana y exquisita. Y sabes exactamente qué es lo que contiene. Porque la has preparado tú mismo. Así que reconcíliate con la cocina. Por ti, por tu salud  y la de los tuyos y por la del medio ambiente también. ¿Cómo integrar alimentos ecológicos a tu dieta?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés