Curioso video. Hacen un par de agujeros en una valla para que sus perros puedan saludar a su dueña

Billie y Seymour, los perros de Erin Yoyce, una mujer de Victoria, Australia, hacen siempre la misma rutina: Cuando Erin vuelve del trabajo, los dos huelen a metros de distancia su llegada, se abalanzan sobre la valla de la casa y comienzan a olfatear frenéticos.

Así, un día tras otro.

Su desespero es tal que Dean, el compañero de Erin decidió poner una solución para que los dos sabuesos pudieran saludar a su dueña cada vez que volviera a casa.

Dean aprovechó el mes de septiembre para hacer dos agujeros con forma de cara de perro en la valla de modo que los perros puedan asomarse y saludar.

Ahora a Erin le saludan dos hocicos cada día que vuelve a casa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés