Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

Somos un desastre eligiendo mascotas

Estudian los aspectos psicológicos que influyen en la preferencia de especies animales. Gracias a una colaboración en la que participan psicólogos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y que argumenta que las personas prefieren las especies animales no nativas.

Somos un desastre eligiendo mascotas. Las creencias que las personas mantienen sobre las especies animales (estereotipos) pueden determinar sus actitudes hacia cuestiones como el control de especies no nativas. Especialmente aquellas que causan daños a los ecosistemas y afectan negativamente a la biodiversidad.

Un trabajo reciente, publicado en la revista Animals por Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, argumenta que las personas muestran una mayor preferencia por las especies no nativas.

De acuerdo con los autores —expertos en biología del comportamiento y psicología social— este resultado aplica tanto para las personas de entornos urbanos como para aquellas que viven en un entorno rural y en contacto con la naturaleza. “Sin embargo, las personas del entorno rural muestran una preferencia mayor por las especies nativas. En comparación con las personas urbanas, lo que se explicaría por su contacto regular con especies animales”, detallan.

Estereotipos y preferencias

Según el trabajo, si se atiende al estereotipo que se asocia con las distintas especies, se encuentra que las especies animales preferidas son aquellas percibidas por la sociedad como inteligentes y habilidosas. Aunque peligrosas y poco amigables (estereotipo de asombro-amenaza). En su lugar, las especies menos preferidas son aquellas percibidas como poco inteligentes y peligrosas (estereotipo despreciativo).

“Encontramos una menor preferencia por los animales que se corresponden con el estereotipo despreciativo. Por ejemplo, camaleones, dragones de Komodo o serpientes, pues son percibidos de forma negativa en competencia e intencionalidad. Mientras que la preferencia por animales que se corresponden con el estereotipo de asombro-amenaza resulta inesperada dado que resultan ambivalentes. Animales con una gran competencia, pero con una intención dañina”, argumenta el equipo.

La preferencia por animales no nativos pertenecientes al estereotipo de asombro-amenaza se debería a que, en lugares donde estas especies no habitan naturalmente, aumentan los atributos de competencia en relación con aquellos sitios donde estas especies son nativas. “En otras palabras, nuestros hallazgos sugieren que el origen exótico de una especie podría favorecer el desarrollo de preferencias al eclipsar sus atributos negativos”, concluyen los autores. Somos un desastre eligiendo mascotas.

Referencia bibliográfica: Díaz, R. A., Sevillano, V., Cassini, M. H. 2022. Do people care about the origin of the wildlife? The role of social stereotypes on public preference for exotic animals. Animals, 12.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés