Organizaciones ambientales exigen a Europa que protejan los océanos como acción climática

Los océanos están sometidos a graves presiones que van desde la sobrepesca a todo tipo de contaminación, pasando por las consecuencias del Cambio climático.

Dirigentes de la UE y presidentes de algunos de sus Estados miembros, entre ellos Pedro Sánchez, han recibido una carta firmada por más de 45 organizaciones sociales y ambientales europeas.

La carta dice: El océano desempeña un papel fundamental en la salud humana y en la salud del planeta.

Nos protege contra los peores impactos de la degradación del clima, genera el oxígeno que respiramos y proporciona sustento y medios de subsistencia a personas de todo el mundo. El océano protege y provee para todos nosotros….

La crisis climática no se limita a la tierra. Hay mucho que puede y debe hacerse para proteger el océano, el hábitat más grande de la Tierra, para que pueda seguir protegiéndonos.

Necesitamos urgentemente aumentar las posibilidades de supervivencia del océano frente a la degradación del clima eliminando los factores de estrés que están a nuestro alcance».

La carta ha instado así a los líderes de la UE a:

  • Acabar con la sobrepesca y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Todas las instituciones de la UE y los Estados miembros deben aplicar y hacer cumplir plenamente la Política Pesquera Común, en particular el plazo para acabar con la sobrepesca de aquí a 2020.
  • Poner en marcha un sólido Tratado de Alta Mar para finales de 2020.
  • Proteger al menos el treinta por ciento del océano a través de áreas implementadas, altamente protegidas y totalmente protegidas para finales de 2030, y el 70 por ciento restante del océano gestionado de forma sostenible.
  • Proteger las profundidades oceánicas, mediante una moratoria cautelar en la minería de los fondos marinos.

El informe especial del IPCC transmite lo que la investigación marina y las organizaciones sociales y ambientales han estado diciendo durante años: que el océano se está desmoronando bajo una avalancha de factores estresantes innecesarios, desde la sobrepesca hasta la contaminación, agravados por la degradación del clima.

Acabar con la sobrepesca y proteger las áreas marinas son acciones climáticas esenciales que protegerán los hábitats y la biodiversidad, reabastecerán las pesquerías y las redes alimentarias marinas, mejorarán el ciclo y el secuestro de carbono, y desarrollarán la resiliencia de los océanos para resistir el peligroso cambio climático, tal y como muestran recientes informes

La adopción de estas medidas es una oportunidad para que los líderes de la UE demuestren su compromiso con la restauración de la mayor fuente de vida del planeta, y es clave para lograr un nuevo acuerdo ecológico europeo que proteja la naturaleza y las comunidades.

Rebecca Hubbard, directora de programa de Our Fish, ha declarado que «el océano no puede soportar infinitamente nuestra forma de vida actual si seguimos acumulando presión mientras exigimos que produzca el oxígeno que respiramos, que nos alimente y que absorba el exceso de calor y de CO2″.

«Incluso el gran océano tiene límites y actualmente estamos yendo más allá de ellos».

» con la sobrepesca aliviará una de las mayores presiones sobre el océano, al aumentar su capacidad de recuperación frente a la degradación del clima».

«La UE puede lograr un nuevo y más fuerte Acuerdo Verde para los europeos si toma medidas inmediatas y decisivas para poner fin a la sobrepesca en respuesta a la emergencia climática».

Por su parte, Sian Owen, Coordinador de la Coalición para la Conservación de las Aguas Profundas, ha afirmado que «las aguas profundas, hogar de la mayor diversidad de especies y ecosistemas de la Tierra, desempeñan un papel fundamental en la mitigación del cambio climático al capturar y almacenar gran parte del CO2 producido por las actividades humanas».

«Al absorber el calor acumulado, el mar profundo frena el calentamiento de las aguas superficiales y de la tierra. Sin embargo, este reino es altamente vulnerable a las perturbaciones humanas».

«La explotación minera de las profundidades marinas causará una pérdida de biodiversidad permanente a escala humana y generará plumas, luz, toxinas y ruido que podrían afectar a la vida marina mucho más allá de las zonas de explotación. Ha
llegado el momento de que la humanidad le dé la espalda al modelo extractivo de crecimiento económico y diga ‘no’ a la minería en la última frontera».

Para más información, puedes visitar el siguiente enlace.

Fuente: Ecologistas en Acción

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés