COP27: Iberoamérica acuerda una declaración conjunta

Las ministras y ministros han coincidido en que, tal y como indica la ciencia, la pérdida creciente de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas son riesgos clave para todas las regiones sin excepción. La vicepresidenta Ribera ha expresado que “hasta la fecha, estas crisis ambientales han abordado estos retos de forma independiente, pero solo podrán resolverse si se abordan conjuntamente”.

COP27: Iberoamérica acuerda una declaración conjunta. La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Ha participado en un encuentro junto a las ministras y ministros de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC), a la que pertenece España.

En la reunión, que se ha celebrado en Sharm El-Sheikh en el marco de la XXVII Conferencia de las Partes de Conferencia de las Partes de Naciones Unidas (COP27). Los mandatarios presentes en la reunión han adoptado una declaración para actuar con urgencia contra la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

Biodiversidad y ecosistemas

Las ministras y ministros han coincidido en que, tal y como indica la ciencia, la pérdida creciente de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas, que se han visto aceleradas por el cambio climático, ya son riesgos clave para todas las regiones sin excepción. Por ello, consideran que es fundamental adoptar un enfoque integrado para detener la pérdida de biodiversidad, la degradación de suelos y el calentamiento global.

En este sentido, Ribera ha expresado que “hasta la fecha, la gran mayoría de las políticas para estas crisis ambientales se han desarrollado de forma independiente, pero solo podrán resolverse si se abordan de forma conjunta”.

Por eso, ha afirmado la vicepresidenta, “hemos querido plantear una Declaración de los ministros de la RIOCC para unir nuestras voces y señalar que esta década representa una ventana crítica para abordar estas crisis interdependientes”.

COP15

La Declaración recoge además la importancia de conseguir unos resultados ambiciosos en la COP27 y en la COP15 de Biodiversidad, que se celebrará el próximo mes en Montreal. Y que se traduzcan en objetivos cuantificados y en una financiación adecuada, ya que ello redundará en un mayor éxito de ambas políticas.

También se resalta la importancia de las soluciones basadas en la naturaleza, las cuales deben ser concebidas como soluciones trasformadoras que promuevan la resiliencia de los ecosistemas naturales, preservando sus múltiples contribuciones a las sociedades que dependen de ellos.

Asimismo, se ha enfatizado el compromiso de reforzar las acciones de cooperación regional que aborden ambos desafíos de manera integrada, contando con el amplio portafolio de políticas, medidas, experiencias y herramientas ya existentes en la región.

Cumplir los objetivos

Los ministros han trasladado además los planes y políticas que están poniendo en marcha para cumplir con diversos objetivos en materia de biodiversidad. Siendo conscientes del importante papel que tiene para garantizar un constante flujo de servicios ecosistémicos a la sociedad. Entre los que se encuentran la regulación climática, la protección de los suelos, la seguridad alimentaria, la protección de nuestra salud, de los valores culturales e identitarios, entre otras.

Por último, durante la reunión, se ha recordado que este impulso ministerial es fundamental para seguir avanzando en la Agenda medioambiental iberoamericana. Y más concretamente, en la Carta medioambiental iberoamericana, con el liderazgo de República Dominicana como Secretaría pro-témpore. Para su aprobación en la próxima Cumbre de Jefes de Estado de Santo Domingo, prevista en marzo de 2023.

Retos y experiencias

La Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) fue creada en el año 2004 por el Foro Iberoamericano de Ministros de Medio Ambiente con el principal objetivo de mantener un diálogo fluido permanente para conocer mejor las prioridades, retos y experiencias de los países iberoamericanos.

La RIOCC se ha convertido en una de las iniciativas más consolidadas de trabajo en red en la región, en donde el intercambio de experiencias y el fortalecimiento de las instituciones ha sido desde los inicios una prioridad. Pertenecen a la RIOCC oficinas de cambio climático de 22 países. Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

La Oficina Española de Cambio Climático (OECC) ha asumido desde sus inicios el papel de Secretaría de la RIOCC llevando a cabo las labores de coordinación y organización de las diferentes actividades. COP27: Iberoamérica acuerda una declaración conjunta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Balance del GECV sobre la COP27

Pacto in extremis en la COP27

Resumen COP27

COP27: acuerdo de esta madrugada