Nuevo plan PIMA Empresa para la reducción de CO2

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el pago de estas ayudas a las empresas que reduzcan CO2 se realizará una vez que se haya verificado la reducción de tales emisiones.

El Consejo de Ministros ha acordado destinar 5 millones de euros hasta 2016 al nuevo Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) en el Sector de la Empresa para la reducción de gases de efecto invernadero en el sector empresarial.

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el pago de estas ayudas a las empresas que reduzcan CO2 se realizará una vez que se haya verificado la reducción de tales emisiones.

Además, ha indicado que con el plan se pretende incentivar a las empresas que han expresado su compromiso en la lucha contra el cambio climático mediante su inscripción en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono.

- Advertisement -

Este proyecto, según ha explicado, irá asociado al Registro de Huella de Carbono, mediante los proyectos de reducción de emisiones que se proponen para compensar y absorber CO2. Las ayudas estarán limitadas a un máximo de 150.000 euros por empresa o bien hasta el 15 por ciento de la inversión.

Sáenz de Santamaría ha indicado que la iniciativa pretende impulsar las actuaciones contra el cambio climático propuestas por las empresas inscritas en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono.

El Registro de Huella de Carbono se puso en marcha en 2014 para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estimular a las empresas para que calculen su huella de carbono y establezcan planes para su reducción o compensación.

Este Registro es voluntario y cuenta con el apoyo de 200 organizaciones que, en total han inscrito un total de 280 huellas de carbono. Estas empresas han calculado y establecido un plan de mejora para reducir su huella de carbono.

El Gobierno considera que con el plan aprobado este viernes se promueven medidas recogidas en los planes presentados por las empresas inscritas en el Registro se ejecuten y se consigan las reducciones de emisiones planteadas por éstas.

Las actuaciones que se podrán adherir al PIMA Empresa tendrán que realizarse desde que sea publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hasta el 31 de diciembre de 2016. Cada empresa podrá presentar varias actuaciones en distintas áreas y recibirá el incentivo una vez ejecutadas y verificadas las inversiones elegibles.

El Plan incluye otros beneficios, ya que se estima que se podrán crear cerca de 500 empleos, se incentivará el aumento de la competitividad de las empresas, más eficientes y sostenibles.

El nuevo Marco Europeo 2030 duplica el esfuerzo de reducciones de gases de efecto invernadero frente a los compromisos adquiridos para 2020, y triplica el esfuerzo en los sectores denominados difusos (residencial, transporte o el de los residuos, entre otros).

La visión de la Hoja de Ruta Europea para 2050 apunta, además, a reducciones mayores del 80%. Es, por tanto, clave avanzar en una economía baja en carbono y para ello las empresas juegan un papel esencial.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés