La Estrategia de Euskadi frente al Cambio Climático seleccionada entre los 24 mejores proyectos internacionales

Según la Consejera de Medio Ambiente y Política territorial, Ana Oregi, “las tres capitales del País Vasco, Bilbao, Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz, presentarán en el encuentro paralelo que ese Programa ha organizado en París coincidiendo con la Cumbre Mundial del Clima, diversos proyectos de adaptación y mitigación del cambio climático con un horizonte temporal al año 2020.

El Programa de Acciones Transformadoras (TAP, por sus siglas en inglés) liderado por ICLEI tiene como objetivo mejorar el acceso de las ciudades y regiones a los flujos de capital existentes, catalizando y acelerando flujos de capital adicional e incrementando inversiones en la reducción de emisiones de carbono y resiliencia climática (capacidad para adaptarse a condiciones adversas), desarrollo urbano y gobernanza.

Según la Consejera de Medio Ambiente y Política territorial, Ana Oregi, “las tres capitales del País Vasco, Bilbao, Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz, presentarán en el encuentro paralelo que ese Programa ha organizado en París coincidiendo con la Cumbre Mundial del Clima, diversos proyectos de adaptación y mitigación del cambio climático con un horizonte temporal al año 2020. Entre los factores que se han tenido en cuenta para seleccionar las 24 candidaturas de todo el mundo, entre ellas la realizada por el Gobierno Vasco, destacan la ambición del proyecto, la transversalidad, la multisectorialidad, la innovación, la inclusión y su capacidad de liderazgo”.

El proyecto de Bilbao abordará la adaptación al cambio climático, focalizando sus esfuerzos en hacer frente a los impactos de las inundaciones tanto de cursos fluviales, como de aumento del nivel del mar. Esto incluirá la regeneración de la zona post-industrial del área de Zorrotzaurre y la apertura del canal de Deusto (anchura 75 metros), siendo esto último un trabajo importante de transformación de la morfología de la zona desde una península a una isla. De este modo, el desarrollo permitirá aliviar el pico del flujo del río para reducir el riesgo de inundaciones.

Por su parte, Donostia-San Sebastián pondrá a prueba enfoques de mitigación del cambio climático centrado en la movilidad, incluyendo la prueba de un autobús 100% eléctrico y la introducción de autobuses híbridos en la flota. Los trabajos se centrarán también en la creación de zonas peatonales más amigables, mientras se aprovechan las construcciones de infraestructuras existentes para el uso de la bicicleta y se mejora el transporte público vertical, las cuales mejorarán el acceso a la zona de colinas periurbanas a través de un sistema de ascensores, rampas mecánicas y escaleras mecánicas existentes.

“Vitoria-Gasteiz será un escenario de demostración para las soluciones basadas en la naturaleza para adaptación y la mitigación del cambio climático mediante una estrategia de integración de los espacios verdes en la trama urbana, naturalizando y regenerando gradualmente zonas degradadas” detalla Ana Oregi. “Los resultados del pilotaje de estos tres proyectos serán de utilidad para detectar las acciones más efectivas y poder realizar una transformación rápida en el País Vasco, con el apoyo de la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad, Udalsarea21”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés