El País Vasco reducirá el 40% de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030

Por ello, el Gobierno vasco «reconoce la urgencia de incrementar los esfuerzos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptación a las consecuencias del cambio climático desde el principio de responsabilidad compartida».

El Gobierno vasco se ha comprometido a reducir en Euskadi el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 y el 80% para 2050, en una Declaración con motivo de la Conferencia de París sobre el Clima de 2015, a la que asistirá el lehendakari, Iñigo Urkullu.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, ha leído la Declaración Institucional, aprobada en la reunión, con motivo de la cumbre climática, cuyo objetivo «es la adopción de un acuerdo global y vinculante que siente las bases de una transición hacia sociedades y economías bajas en carbono y capaces de enfrentarse a las distintas manifestaciones del cambio climático».

Por ello, el Gobierno vasco «reconoce la urgencia de incrementar los esfuerzos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptación a las consecuencias del cambio climático desde el principio de responsabilidad compartida».

De esta forma, se compromete «a una reducción en Euskadi del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 y del 80% para 2050, tomando como base el año 2005, en sintonía con los compromisos adquiridos por la UE y recogidos en la estrategia vasca de cambio climático».

También promoverá la «colaboración y cooperación entre países, regiones y ciudades, participando activamente en las principales iniciativas climáticas de carácter internacional», y fomentará el transporte sostenible, el desarrollo de Energías Renovables, el ahorro de energía y la resilencia del territorio.

El Ejecutivo impulsará «una economía baja en carbono, como dinamizadora de la innovación dentro de un nuevo modelo de desarrollo sostenible y competitivo», y ha expresado su deseo de que «la Conferencia de las partes en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático, COP 21 de París, alcance un consenso internacional que permita a la sociedad definir una economía baja en emisiones y adaptada a las consecuencias del cambio climático».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés