La fijación del precio del carbono es la forma más efectiva de reducir las emisiones de CO2

El informe recoge la opinión de un total de 116 ejecutivos de compañías globales –pertenecientes a sectores como el de la energía y los recursos naturales, la inmobiliaria y construcción, el químico o el manufacturero– sobre la fijación de precios del carbono, el impacto que esta regulación tiene en las estrategias empresariales y las reglamentaciones necesarias al respecto.

Un 54% de las compañías globales de Europa, Estados Unidos y países emergentes considera que la fijación del precio del carbono es la forma más efectiva de reducir las emisiones de CO2. Esta es una de las principales conclusiones del informe de EY ‘Shifting the carbon pricing debate 2015’, que ha sido presentado en el marco de la XXI Cumbre sobre el Cambio Climático de París (COP21).

El informe recoge la opinión de un total de 116 ejecutivos de compañías globales –pertenecientes a sectores como el de la energía y los recursos naturales, la inmobiliaria y construcción, el químico o el manufacturero– sobre la fijación de precios del carbono, el impacto que esta regulación tiene en las estrategias empresariales y las reglamentaciones necesarias al respecto.

En este sentido, sólo el 7% de los ejecutivos consultados se muestra en contra de esta regulación, mientras que un 45% mantiene una posición neutral y el 48% restante se posiciona a favor.

- Advertisement -

PRECIO DEL CARBONO, POR REGIONES

Por regiones, el estudio destaca un apoyo generalizado a esta regulación, especialmente en Europa y los países emergentes. Precisamente, en Europa, el 64% de los encuestados está favor de la fijación de precios, el 31% se muestra neutral y apenas el 5% en contra, mientras que en los países emergentes, el 59% es favorable a esta medida, el 34% es neutral y el 7% se declara contrario.

En cambio, en Estados Unidos la concienciación en torno a esta cuestión medioambiental es menor, pues sólo el 18% se muestra a favor, cuando el porcentaje de neutrales asciende al 73% y un 9% se declara en contra.

El socio responsable de Servicios de Sostenibilidad y Cambio Climático de EY, Juan Costa, ha comentado que «el precio del carbono es una cuestión que siempre genera debate dentro de la comunidad empresarial». «Mientras que muchas grandes empresas reconocen que el precio del carbono contribuiría a reducir las emisiones, otros tantos demandan un método armonizado, fiable y transparente que permita su implantación con rigor y disciplina», ha añadido Costa.

IMPACTO POSITIVO

El informe también destaca que la fijación de precios del carbono tendría un impacto favorable, para los empresarios encuestados, en el fomento de la innovación, en las oportunidades de crecimiento sostenible y para la mejora de la competitividad de las compañías.

Sin embargo, las principales razones que han llevado a las empresas a considerar la implementación de una estrategia de precios del carbono son: el cumplimiento de requisitos regulatorios (33%), la alineación con la estrategia y los valores de la compañía (29%), un esfuerzo global de normalización (19%) y, por último, entender mejor el impacto de la futura regulación de carbono (12%).

Asimismo, el informe revela que tres cuartos de los participantes realiza comparaciones de sus emisiones de CO2 con la media de su industria. El mismo porcentaje de directivos consultados afirma que su compañía está invirtiendo en tecnologías bajas en carbono, y el 60% ha asumido algún tipo de compromiso relacionado con las energías renovables.

OPTIMISMO CON LA COP21

De forma general, el 55% de los ejecutivos encuestados confía en que las negociaciones durante la cumbre –que finalizará este viernes 11 de diciembre– puedan conducir a un sistema de fijación de precios del carbono, frente al 45% que no lo cree. Las respuestas pesimistas provienen, especialmente, de directivos consultados de Estados Unidos, donde el 67% no confía en la consecución de este objetivo.

Finalmente, el informe identifica varios pasos claves que se pueden implementar para adaptarse a este entorno cambiante. Se trata de la incorporación de evaluaciones sobre oportunidades y peligros del carbono en la estrategia corporativa, establecer un proceso de reporte sobre el carbono, comprometerse con los objetivos de reducción, comunicar los resultados y establecer un precio interno del carbono.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés