La OGCI, de la que forma parte Repsol, lanza sus primeras inversiones en tecnologías de bajas emisiones

En concreto, la OGCI ha entrado en el capital de Solidia Technologies, una compañía estadounidense centrada en la producción de cemento y hormigón. Su tecnología patentada permite producir cemento generando menos emisiones, puesto que se emplea CO2 en vez de agua para la fabricación del hormigón.

La Iniciativa Climática de Petroleras y Gasistas (OGCI, por sus siglas en inglés), organización que aglutina a diez de las principales petroleras del mundo, entre las que figura la española Repsol, ha lanzado sus tres primeras inversiones destinadas a proyectos y tecnologías de bajas emisiones.

Estas inversiones se realizarán a través de OGCI Climate Investments, un fondo dotado con 1.000 millones de dólares (unos 860,3 millones de euros) que fue constituido el año pasado, informó la organización.

En concreto, la OGCI ha entrado en el capital de Solidia Technologies, una compañía estadounidense centrada en la producción de cemento y hormigón. Su tecnología patentada permite producir cemento generando menos emisiones, puesto que se emplea CO2 en vez de agua para la fabricación del hormigón.

- Advertisement -

La organización, de la que forman parte, además de Repsol, BP, CNPC, Eni, Pemex, Reliance Industries Ltd, Saudi Aramco, Shell, Statoil y Total, ha invertido también en Achates Power, una compañía que está desarrollando motores más eficientes para el sector de la automoción.

Con la inversión del fondo OGCI Climate Investments, como parte de un consorcio más amplio junto a fabricantes de motores, Achates Power pretende acelerar su despliegue tecnológico a nivel mundial.

Asimismo, las grandes petroleras participarán también en el diseño del proyecto de construcción de una central de gas natural con captura y almacenamiento de carbono a gran escala, incluyendo la capacidad de captar CO2 industrial.

En concreto, Climate Investments trabajará con el equipo del proyecto para lograr un concepto comercial viable y en un diseño de ingeniería sencillo, que pueda obtener apoyo gubernamental y atraer la inversión privada.

EL GAS NATURAL, UN ELEMENTO «ESENCIAL» EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA.

Los consejeros delegados de las compañías que forman OGCI, entre los que figura por Repsol Josu Jon Imaz, se han reunido en Londres para compartir los resultados del tercer año de trabajo de la organización con diferentes líderes mundiales en materia de clima y energía, representantes de gobiernos, distintas ONG y organizaciones internacionales.

En un comunicado conjunto, los diez consejeros delegados que dirigen la organización valoraron el papel del gas natural como «un elemento esencial para conducir la transición energética hacia un futuro con menos carbono».

«Nuestro objetivo es trabajar para alcanzar niveles de emisiones de metano cercanas a cero en la cadena de valor del gas, ayudando así a garantizar que el gas natural continúe ofreciendo beneficios para el clima y mejorando la calidad del aire en comparación con el carbón», añadió la OGCI.

La organización está colaborando con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Fondo para la Defensa del Medio Ambiente, con el objetivo de proporcionar un respaldo financiero y tecnológico al primer estudio mundial sobre los niveles globales de metano que cubra las carencias en la identificación y cuantificación de las emisiones de este gas.

Además, está colaborando con London Imperial College en investigaciones para obtener una imagen más precisa del nivel total de emisiones de gases de efecto invernadero en la cadena de valor del gas natural, desde el yacimiento hasta su distribución.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés