El G77 y China exigen avances en la financiación climática

La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, ha ejercido de portavoz del grupo y ha expresado su preocupación por la falta de progreso en la financiación climática y la «falta de voluntad de ciertos países» por avanzar en la cuestión.

Los 134 países aglutinados en el grupo de los 77 y China han manifestado este jueves en la Conferencia del Clima de la ONU en Bonn su descontento por la lentitud en las negociaciones de la COP23 y, en particular, por la «falta de avances» en la financiación de medidas contra el cambio climático por parte de los países ricos.

La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, ha ejercido de portavoz del grupo y ha expresado su preocupación por la falta de progreso en la financiación climática y la «falta de voluntad de ciertos países» por avanzar en la cuestión.

«Requerimos un claro progreso en el financiamiento climático y tener certeza y previsibilidad de la provisión de recursos financieros» para hacer frente al cambio climático», ha reclamado.

- Advertisement -

Para el grupo los 100.000 millones de dólares anuales que los países industrializados se comprometieron a movilizar entre fondos público y privados cada año de 2020 a 2025 tiene una «base insuficiente e incierta» para financiar la infraestructura de energía limpia y adaptarse a los efectos del calentamiento global.

«Necesitamos suficiente apoyo en recursos financieros, transferencia de tecnología y desarrollo de capacidades», ha insistido Espinosa.

Por su parte, el conocido como Grupo de integridad ambiental destacó la necesidad de asegurar recursos financieros para mejorar las metas ambientales. El ministro de Medio Ambiente de México, Rafael Pacchiano, en nombre de este grupo, que también forman Suiza, Corea del Sur, Liechtenstein y Mónaco, ha reclamado «la movilización expedita y transparente de financiación pública y privada» para incrementar progresivamente los objetivos.

«No estamos satisfechos con la lentitud de las negociaciones de la última semana y media», indicó Espinosa, si bien elogió progresos en algunos campos como el de la agricultura y el empoderamiento de las mujeres.

Por el contrario, el subsecretario alemán de Medio Ambiente, Jochen Flasbarth, cree que la cumbre del Clima avanza a buen ritmo y aunque el mensaje final de la COP 23 –previsto para mañana– no es «tan espectacular como el de París», será un mensaje «bueno» que permitirá avanzar.

Desde el principio estaba claro que no sería posible dejar cerrado un cuerpo de reglas para la implementación del Acuerdo de París, explicó. «Aquí de lo que se trató era de efectuar preparativos para poder tomar decisiones el próximo año sobre las reglas de aplicación».

«Aquí se siente el espíritu de París e, irónicamente, el anuncio del presidente (Donald) Trump de abandonar el Acuerdo del Clima ha desatado justamente lo contrario. El mundo se ha acercado más», valoró el representante de Alemania, país que oficia de «anfitrión técnico» de la COP23.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés