Actualizar

viernes, enero 27, 2023

El desperdicio alimentario genera ingentes cantidades de CO2

Así lo indicó el Director General de la FAO, Qu Dongyu, en la 31ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal celebrada a principios de este mes en Roma.

En el marco de la 31ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, celebrada a principios de este mes  en la sede de la FAO en Roma, el Director General de esta organización, Qu Dongyu, aseguró que la cooperación internacional y las tecnologías innovadoras y respetuosas con el clima son fundamentales para hacer frente a la pérdida y el desperdicio de alimentos en el mundo, que superan los 1.300 millones de toneladas anuales.

Al respecto, manifestó que «El Protocolo de Montreal no es sólo un acuerdo ambiental exitoso  que ha ayudado a la recuperación de la capa de ozono y contribuido a la lucha contra el cambio climático, sino que también es de gran importancia para proteger la cadena alimentaria».

Qu se refirió a este Protocolo como un excelente ejemplo de cooperación multilateral exitosa, que impulsa la colaboración entre diversos actores internacionales, regionales y locales de los gobiernos, el sector privado, la comunidad científica y la sociedad civil.

Cerca de un tercio de todos los alimentos producidos para el consumo en el mundo se pierde o desperdicia, un fenómeno que tiene lugar  sobre todo en los países en desarrollo, donde 821 millones de personas sufren todavía de malnutrición crónica y las consecuencias del cambio climático.

Señaló que la  pérdida y el desperdicio de alimentos contribuyen al cambio climático al generar casi el 8% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero a nivel global, “una situación que no sólo es perjudicial para el medio ambiente, sino también para los ingresos de los agricultores«.

Contaminación por plásticos, otro gran reto

Asimismo, el Director General de la FAO recordó que la contaminación por plásticos generada parcialmente por la actividad agrícola es otro de los grandes desafíos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad.

«Hay que prestar mayor atención para solucionar el uso de los plásticos en la cadena de valor agrícola, en especial en el envasado de alimentos y la cadena de frío alimentaria», indicando igualmente que se necesitan nuevas tecnologías y enfoques innovadores basados en un nuevo modelo de negocio.

«Necesitamos aumentar la productividad y la eficacia sobre la base de la innovación y la buena gestión, y también promover la agricultura digital», concluyó.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés