Las economías emergentes dudan sobre la reducción de CO2 en 2050

China, India, Brasil y Sudáfrica se oponen a establecer un objetivo de reducción de emisiones para 2050 en las negociaciones de la cumbre de Copenhague, según fuentes diplomáticas europeas.

   En un documento conjunto, estos cuatro países mostraron también su oposición a fijar objetivos tomando en consideración la posibilidad de que la producción global de crudo alcance sus cotas más altas en 2020, así como la intención de limitar el calentamiento global a un máximo de dos grados centígrados respecto a la temperatura media previa a las revoluciones industriales. «El texto traza las líneas rojas para aquellas economías emergentes», dijo un diplomático europeo.

   Estas fuentes sugieren que dicha postura complica las labores de preparación de la cumbre de Copenhague, que tendrá lugar entre los días 7 y 18 del presente mes. Muchos países ricos respaldan los objetivos rechazados por estos cuatro estados, señalando que forman parte de una «visión compartida» de los principios comunes para combatir el cambio climático. «No quieren ninguna cifra en el marco de una visión compartida en la propuesta de Copenhague», declaró otro diplomático.

   «Dicen que no pueden aceptar dos puntos: el pico global en 2020 y el 50 por ciento (de reducción de emisiones para 2050) comparado con los niveles de 1990», añadió otra fuente. China se sitúa como el país número uno en emisión de gases de efecto invernadero, seguida de Estados Unidos, Rusia e India.

   China e India insisten en que los países desarrollados deben asumir unos recortes de emisiones más significativos de cara a 2020 si quieren que los países pobres se sumen a sus propuestas. «Ninguno de estos países parece tener la voluntad de explicar o justificar sus posturas a la UE o Estados Unidos», añadieron las fuentes.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés