Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Expertos de la AIE condicionan el futuro del carbón y la electricidad a la captura y almacenamiento de CO2

El director del grupo de expertos, Tim Dixon, aseguró que el uso del carbón pasa «absolutamente» por la captura y el almacenamiento del CO2, cuestiones que resultan «imprescindibles» de cara a la futura creación y funcionamiento de las centrales térmicas.

   Dixon realizó estas declaraciones en el Parador San Marcos de León, que acogió la primera reunión de trabajo en España del grupo de científicos de la AIE, en la que participaron representantes de países como Japón, Corea, Nueva Zelanda, Australia o EE.UU.

   En el encuentro se pusieron sobre la mesa los avances realizados desde la última reunión, que tuvo lugar el pasado año, un aspecto en el que el grupo de expertos destacó las actuaciones llevadas a cabo en los últimos meses desde EE.UU. y desde Europa, al considerarlas «muy positivas».

   En este sentido, subrayó la importancia del Programa de Recuperación Económica en materia energética que permite financiar seis proyectos en el horizonte 2015, uno de los cuales se encuentra ubicado en España, concretamente en la localidad leonesa de Cubillos del Sil.

«EL MARCO DE REFERENCIA»

   Otra de las líneas de progreso que pusieron de manifiesto es la transposición de la directiva de la UE de captura y almacenamiento de CO2, una herramienta «imprescindible» que avanza «muy rápido» y que, en el caso de España, irá al Parlamento en los próximos meses para su aprobación. «Es el marco de referencia en el que tienen que insertarse esas actividades», concretó.

   Por otra parte, los científicos de la AIE expresaron la necesidad de impulsar actuaciones para estabilizar la concentración de CO2 en la atmósfera, un objetivo para el que se marcan un horizonte hasta el año 2050.

   Al respecto, explicaron que dichas acciones deben aplicarse durante este periodo a las centrales térmicas y los sectores industriales que emiten CO2 en grandes cantidades,  como el de la siderurgia. Por este motivo, además de las decisiones políticas, su trabajo está encaminado a orientar las iniciativas a adoptar por parte de las empresas con el fin de contribuir a la estabilización de la concentración de CO2.

   Las actuaciones a realizar, puntualizaron, deben ir de la mano de la tecnología y no sólo deben aplicarse en los países desarrollados; también en los que se encuentran en un marcado proceso de desarrollo como la India o China.

UN «AUTÉNTICO AVANCE»

   El grupo de expertos de la AIT protagonizó la segunda jornada del encuentro, tras reunirse ayer en Ponferrada (León), donde se asienta el proyecto de captura y almacenamiento de CO2 promovido por la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), que supone «un auténtico avance en el panorama de la investigación internacional en tecnologías limpias».

   El Gobierno de España creó en 2006 la Fundación Ciudad de la Energía, por acuerdo del Consejo de Ministros, como fundación pública, de ámbito estatal y con patrimonio propio, con el objetivo de potenciar el desarrollo económico y social de la comarca de El Bierzo, mediante la ejecución de proyectos y actividades relacionadas con la energía y el medio ambiente.

   Entre los programas que realiza, se incluye el de Captura de CO2 para investigar las distintas opciones tecnológicas que permitan reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera durante la combustión del carbón.

   Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía es una organización intergubernamental independiente que actúa como asesor de política energética de sus 21 países miembros cuya finalidad es garantizar una energía segura, asequible y limpia para los ciudadanos. La IEA nació durante la crisis del petróleo (1973-74) con el objetivo inicial de coordinar las medidas de emergencia para proveer de combustible en época de crisis.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés