España ve ‘ambiciosa pero realista’ la postura de la UE en Doha

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha señalado este jueves que la postura de España en la Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (COP18) es «ambiciosa pero realista» y ha incidido en que esta se basa en la pretensión de la UE de establecer un segundo periodo del Protocolo de Kioto a partir de 2013, así como en la de fijar las bases para lograr un nuevo acuerdo en 2015 que pueda entrar en vigor en 2020.

   En este sentido, ha reconocido que en el seno de la UE hay «algunas divisiones internas todavía» porque hay países, «normalmente» en Europa del Este, que todavía tienen la posibilidad de vender derechos de emisión de C02 del primer periodo, fruto del cálculo que se hizo cuando «tenían industria pesada», y quieren mantenerlos; al tiempo que otros, como España, Reino Unido, Francia, Dinamarca o Alemania, creen que convendría restringir su uso para «de verdad» incentivar la reducción de las emisiones.

   De hecho, Ramos ha afirmado que si el mercado está «inundado» de estos derechos «es difícil que merezca la pena reducir las emisiones y el mecanismo no habrá sido útil». No obstante, ha destacado que harán «todo lo posible» para no perder a estos países de la UE que defienden «sus intereses».

   Asimismo, ha indicado que la UE va a plantear un objetivo de reducción de un 20 por ciento de las emisiones, aunque ha adelantado que, si se llega a un acuerdo para subirlo a un 30 por ciento, España «desde luego» que participará en dicho acuerdo. Además, ha quitado importancia al hecho de que países como China o Estados Unidos no vayan a sumarse, en principio, a esta prórroga. «Tiene sentido continuar sin ellos y trabajando para que ellos se sumen porque lo que subyace es el control de las emisiones de efecto invernadero y su influencia en el calentamiento global», ha aseverado.

   Por otro lado, Ramos ha subrayado que España llega a la cumbre con los «deberes cumplidos», ya que ahora está «muy cerca» de cumplir los objetivos de Kioto y los cumplirá el año que viene. Preguntado por el hecho de que esta situación se deba a una reciente compra de derechos de emisión, ha incidido en que, cuando llegaron al Gobierno, vieron que no se iba a llegar al objetivo y en que «lo más inteligente y lo mejor» que pudieron hacer fue cerrar el Protocolo de Kioto «conforme a sus mecanismos». «Nuestra estrategia desde ya va a orientarse a la reducción real», ha matizado.

   El secretario de Estado de Medio Ambiente se unirá el próximo lunes a la delegación española que ya se encuentra en Doha y que, en palabras de la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ya está trabajando «mucho» en temas técnicos. Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se incorporará el próximo miércoles, con motivo de la fase ministerial. Ambos participarán en una cumbre que, según ha augurado Ramos, va a ser «larga e intensa» y con negociaciones «complicadas y largas», pero se va a cerrar «con éxito».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés