La ONU llama a la sociedad a ‘presionar’ a los Gobiernos contra el cambio climático

pedido actuar «con impaciencia» en la lucha contra el cambio climático, al tiempo que ha instado a la sociedad a «presionar» a los Gobiernos para que tomen medidas respecto a este fenómeno.

    En una conferencia de prensa, Figueres ha resaltado que es necesaria «una mayor urgencia», alertando que el éxito en los acuerdos de «perfil bajo» que se puedan alcanzar entre los más de 200  países participantes en la Conferencia del Clima en Doha podrían «no contentar a nadie».

   En Doha se intenta alcanzar acuerdos que incluyan una ampliación simbólica del actual Protocolo de Kyoto de la ONU, por el que se isnta a los países ricos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta el final de 2012.

   «No veo quizás tanto interés público ni un apoyo a los gobiernos para que tome las decisiones más ambiciosas y más valientes. En última instancia los Gobiernos tomarán decisiones de las que nadie saldrá encantado», dijo.

   A día de hoy, las conversaciones en Qatar han resultado en nuevas medidas para frenar el aumento de temperaturas y ayudar a evitar las inundaciones, las sequías proyectadas, olas de calor y aumento de los mares.

   Respecto a Kyoto, Figueres ha recordado que los Gobiernos son «conscientes» de la necesidad de una acción urgente, pero que también tienen que conciliar los intereses nacionales de países de la OPEP «preocupados» por el precio del petróleo, así como aquellos Estados insulares que quieren «medidas radicales» para frenar la subida del nivel del mar.

   «Ahí es donde tenemos una brecha», ha destacado la responsable de la ONU, quien ha incidido en los problemas para alcanzar acuerdos que «pueden afectar a todos los sectores de la economía y la sociedad». No obstante, ha resaltado los avanaces en la última década, con metas de reducción de emisiones para 2020.

   El problema de Kyoto es que Rusia, Japón y Canadá se han retirado del acuerdo, por lo que los partidarios de este protocolo se han reducido a un núcleo liderado por la Unión Europea y Australia –que producen únicamente el 15 por ciento de las emisiones mundiales–.

   En cualquier caso, estos países, junto a las naciones en desarrollo encabezadas por China e India, ven Kyoto como un modelo valioso y una señal de que los ricos que han emitido más gases invernadero desde la Revolución Industrial están dispuestos a ir hacia un nuevo pacto global.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés