Madrid podría restringir el tráfico puntualmente por la subida del NO2

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no ha descartado la posibilidad de restringir el tráfico rodado puntualmente en la capital si el año que viene comprueban que dicho perjuicio es «menor» que el producido por la «posible subida dióxido de nitrógeno» más allá de los límites autorizados por la norma europea.

   «Si llegáramos a una situación en la que el perjuicio de restringir el tráfico fuera menor que la posible subida del dióxido de nitrógeno sin duda lo haríamos», ha concluido.

   El Defensor del Pueblo ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid la reducción del tráfico con el fin de limitar los episodios de alta concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) que se dan en la ciudad bajo ciertas condiciones meteorológicas.

   Así consta en el informe correspondiente a 2012 hecho público este miércoles por la defensora del Pueblo, Soledad Becerril. En el texto, se recoge que esta institución ha sugerido que «el Ayuntamiento de Madrid adopte, con carácter excepcional y provisional, durante estos episodios y a partir del momento en que prevé que va a alcanzarse el nivel de preaviso de concentración de NO2, las medidas de restricción de tráfico, velocidad y aparcamiento privado de vehículos a motor previstas para el umbral de alerta».

- Advertisement -

   La regidora madrileña ha recordado que «el único problema» que tiene Madrid de contaminación del aire por encima de los niveles autorizados es de dióxido de nitrógeno, pero ha defendido que se ha «mejorado en este último año» porque ha habido «muchísimo menos tráfico» tanto como «consecuencia de la crisis», por el «buen» transporte público de la capital y su mayor uso y por las mejores condiciones climatológicas este año.

   «Eso nadie lo duda», ha defendido en declaraciones a la prensa desde Bruselas, donde ha participado junto con los alcaldes de otros 19 capitales europeas en una reunión con la Comisión para discutir el papel de las ciudades para apuntalar la salida de la crisis.

   «Ahora desde luego, sí que nos plantemos que si el año que viene las condiciones climatológicas fueran distintas y tuviéramos alguna previsión (de) que el dióxido de nitrógeno subiera por encima de los límites permitidos tomaríamos sin duda las medidas adecuadas», ha asegurado Botella.

   Preguntada si entre estas medidas eventualmente podría figurar la restricción del tráfico en la capital, Botella ha dejado claro que «sin duda» lo aprobarían si constatan que «el perjuicio de restringir el tráfico fuera mejor que la posible subida del dióxido de nitrógeno».

   La regidora ha avanzado además que el Ejecutivo local «va a presentar la próxima semana el cumplimiento del Plan de calidad del aire» puesto en marcha hace aproximadamente dos años.

   La Comisión Europea aceptó el pasado 14 de diciembre dar una prórroga de un año a la comunidad autónoma de Madrid para reducir sus emisiones de N02 en dos de las siete zonas de medición del aire de la región, Corredor de Henares y Urbana Sur, de manera que éstas zonas podrían superar los niveles de este gas en un 50 por ciento.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés