Navarra, desciende la emisión de gases de efecto invernadero

El consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, José Javier Esparza, ha afirmado que «la calidad del aire en Navarra, de forma general, es buena» y ha precisado que la Comunidad foral «no está en ninguna de las situaciones de superación de los valores límite identificada en España y detectadas por la Unión Europea», salvo algunos datos relativos al ozono en la zona de la Ribera.

   Además, el consejero ha destacado que la emisión de gases de efecto invernadero descendió un 5,5 por ciento en 2011 respecto al año anterior debido a «la menor producción de energía eléctrica».

   Así lo ha expuesto este martes el consejero en el Parlamento de Navarra, donde ha comparecido, a petición propia, para informar sobre el estado de la calidad del aire en Navarra correspondiente al año 2012 y sobre el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero del año 2011.

   Durante su exposición, el consejero ha explicado que Navarra dispone de un sistema de seguimiento continuo de la calidad del aire que responde a la evaluación previa de los elementos contaminantes y a la implementación de una Red de Control de Calidad de Aire.

   Del seguimiento continuo de la calidad del aire, se constata que «Navarra no está en ninguna de las situaciones de superación de los valores límite identificada en España y detectadas por la Unión Europea, salvo la de ozono».

   Esparza, que ha destacado que «el estado de la calidad del aire puede ser consultado y comprobado por los ciudadanos en tiempo real», ha señalado que el Gobierno seguirá realizando estas labores de control, «incrementando el número de estaciones y mejorando sus prestaciones».

   En relación al ozono, según el consejero, en 2012 no se cumplió el valor objetivo para la protección de la salud en la Ribera, aunque ha destacado que «como en los cinco años anteriores, no se ha superado el umbral de alerta».

   En España, ha explicado, «tres cuartas partes se encuentran en situación de incumplimiento del valor objetivo para la protección de la salud y Navarra cumple una parte e incumple en la zona de la Ribera». Esparza ha defendido que «es necesario avanzar en el conocimiento del ozono troposférico para cumplir los valores normativos».

   Por otra parte, el consejero ha destacado que la emisión de gases de efecto invernadero ha bajado un 5,5 por ciento en 2011 y Navarra «mantiene» así «la tendencia descendente» de los últimos años. El motivo de este descenso, según el consejero, es «la menor producción de energía eléctrica».

CONSECUENCIA DE LA CRISIS ECONÓMICA

   En representación de UPN, Jerónimo Gómez ha valorado que «se demuestra que en Navarra hay un control de la emisión de gases» y ha puesto de relieve que «la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero es debido a la menor producción energética, que se debe a la crisis económica». «Esto nos debe hacer pensar que esta crisis pasará y aumentará el consumo de energía», ha añadido.

   Por su parte, el parlamentario del PSN Samuel Caro ha reconocido que Navarra tiene «un control obligatorio y necesario para tranquilizar a la ciudadanía sobre el problema que pueden suponer los gases de efecto invernadero». El socialista, asimismo, ha llamado al consejero a «seguir haciendo los controles necesarios» y ha mostrado «cierta preocupación» por los datos relacionados con el ozono.

   Desde Bildu, Víctor Rubio ha mostrado su «preocupación» por «la situación de la Ribera, donde se va a cerrar una estación de medición». A su juicio, «se deberían hacer más mediciones y hacerlas públicas».

   Finalmente, en representación de Aralar-NaBai, Txentxo Jiménez ha advertido de que la bajada de emisión de gases de efecto invernadero «no obedece a una política de reducción de emisiones», por lo que ha expuesto que «en la medida que la crisis deje de golpear, se remontará la producción de energía eléctrica».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés