Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

LA ONU propone a los pequeños estados insulares una ‘estrategia verdeazul’ para mitigar el cambio climático

Según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), estos territorios deben acometer una «planificación y acción innovadoras» para mitigar los efectos del cambio climático.

Naciones Unidas ha pedido a los conocidos como Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés) una estrategia económica «verdeazul» para combatir el cambio climático con motivo de la III Conferencia sobre SIDS, que se celebra entre el 1 y el 4 de septiembre en la isla de Samoa (Oceanía).

Según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), estos territorios deben acometer una «planificación y acción innovadoras» para mitigar los efectos del cambio climático. Para ello, propone que se basen en algunas de sus «ventajas comparativas» como el turismo sostenible, adaptado a su capacidad y recursos, así como una mayor eficiencia energética e inversión en energías renovables.

Entre las recomendaciones, el documento sugiere una «mayor diversificación» en las economías de los SIDS y menciona el ejemplo del cultivo de perlas en el Pacífico, una «alternativa ya fundamental» a la pesca en zonas de la Polinesia Francesa o las islas Cook. Por tratarse deorganismos «muy vulnerables» a los cambios en su entorno, las perlas exigen una «buena gestión y conservación» del medio ambiente para ser rentables económicamente.

A juicio de Naciones Unidas, la dependencia de estos países de los combustibles fósiles es «excesiva» y «los hace más vulnerables» a las fluctuaciones del precio a nivel mundial, con unas arcas que destinan «hasta el 70 por ciento del PIB» a importar estos bienes.

Por ello, les aconseja una «apuesta decisiva» por las energías renovables a través de la iniciativa ‘Energía sostenible para todos’ (SE4ALL, según sus siglas en inglés) de Naciones Unidas. En este sentido, asegura que territorios como las islas Bahamas podrían producir «hasta 100 teravatios» (TWh) de energía al año si se contara con las «tecnologías adecuadas».

«TERRITORIOS ESPECIALMENTE VULNERABLES»

Según el informe, a pesar de que generan «menos del 1 por ciento» de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a nivel mundial, estos territorios son «especialmente vulnerables» a sus consecuencias, que afectan a sectores como el turístico, el agrícola y el pesquero.

En este sentido, según sus datos, los eventos meteorológicos extremos y otros desastres han llegado a suponer «hasta el 90 por ciento» del PIB de algunos SIDS. Entre éstos, destaca Fiji, que registra pérdidas de más de 9 millones de euros anuales debido a los ciclones tropicales, la República Dominicana, donde la caída alcanza los 45 millones de euros, así como el Caribe en su conjunto, que podría perder hasta 340 millones de euros si se cumplen las previsiones actuales del aumento de la frecuencia e intensidad de los huracanes.

Además, el aumento del nivel del mar afecta de forma «particularmente significativa» a estos territorios, donde «casi el 30 por ciento» de la población vive a menos de cinco metros por encima del nivel del mar, según Naciones Unidas, que cita el ejemplo de las islas de Tuvalu y Funafuti, donde el agua asciende «tres veces más rápido» que en el resto del mundo o Antigua y Barbuda, donde los manglares retroceden a un ritmo anual del 2 por ciento y «podrían desaparecer» en 2035.

LA ESCASEZ DE AGUA, «UN DESAFÍO»

Otro de los desafíos a los que se refiere el estudio estriba en la escasez «cada día mayor» de agua dulce en los SIDS debido a la «mala gestión» de los residuos así como algunos «rasgos únicos» de estos territorios, como su pequeña superficie o sus acuíferos, «muy permeables y cercanos al agua marina».

Así, Naciones Unidas califica de «muy pobres» los avances de estos estados hacia el Objetivo del Milenio del acceso a agua potable, con solo «6 de 14» países en condiciones de alcanzar esta meta y casos como el de Papúa Nueva Guinea, donde «el 6 por ciento de las muertes» son atribuidas a la diarrea, una patología asociada a una mala calidad del agua.

En cuanto al reciclaje, éste no ha mostrado un «buen desarrollo» en los SIDS como consecuencia de los «bajos niveles» de residuos reciclables, la falta de un mercado consolidado, dotado de tecnologías «baratas y eficientes» y un «buen sistema de transporte». De este modo, «sólo uno de cada cinco» países en el Pacífico superan el 50 por ciento de residuos reciclados y «dos de cada cinco» se limitan a un 15 por ciento.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés