Autoridades alertan de que las inundaciones provocadas por Florence en EEUU podrían empeorar en próximos días

Un total de 21 focos de inundaciones medidos el jueves han mostrado situaciones graves o moderadas en el sureste de Carolina del Norte y el noroeste de Carolina del Sur.

Las inundaciones como consecuencia del paso de la tormenta ‘Florence‘ por Carolina del Norte y Carolina del Sur empeorarán en los próximos días, según han advertido los meteorólogos, tras haber causado la muerte al menos a 36 personas.

Un total de 21 focos de inundaciones medidos el jueves han mostrado situaciones graves o moderadas en el sureste de Carolina del Norte y el noroeste de Carolina del Sur, donde los principales cursos de agua, ya aumentados por las lluvias, podrían subir su nivel aún más el fin de semana, ha indicado el Servicio Meteorológico Nacional.

«Las personas emplazadas en áreas con pendientes o cerca de cursos de agua deben mantenerse alerta ya que los ríos continúan creciendo y permanecerán por sobre sus niveles en los próximos días», ha señalado el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en un comunicado. «Estén alertas y permanezcan seguros», ha añadido.

- Advertisement -

‘Florence’ arrojó hasta 910 milímetros de lluvia en algunas zonas de Carolina del Norte y muchas áreas siguen aisladas por las inundaciones en los caminos. La tormenta de lento movimiento, que tocó tierra el viernes como un huracán de categoría 1, se degradó a depresión tropical durante su avance hacia el noreste de Estados Unidos.

Al menos 36 personas han muerto por causas atribuidas a la tormenta, incluyendo a 27 en Carolina del Norte, ocho en Carolina del Sur y una en Virginia. Las víctimas mortales más recientes fueron dos mujeres que se ahogaron el martes cuando la camioneta en que viajaban fue arrastrada por el agua.

Unas 2.600 personas han sido rescatadas en botes o helicópteros sólo en Carolina del Norte desde el inicio de la tormenta, de acuerdo a datos de autoridades locales. Cerca de 10.000 permanecen en albergues y más de 115.000 clientes no tienen energía eléctrica.

La crecida de los cauces de aguas y las áreas inundadas ha elevado las preocupaciones ambientales y sanitarias. La inundación ha generado verdaderas lagunas de agua y estiércol proveniente de las granjas de cerdos aledañas que han generado temor a contaminación con bacterias como salmonela, ha informado el Departamento de Calidad Ambiental del estado. Carolina del Norte es uno de los principales estados de producción de carne porcina del país.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió el miércoles en Carolina del Sur de que «el agua está llegando» con nuevas inundaciones. «Durante los próximos días, las cosas se pondrán duras en Carolina del Sur (…) Lo que sea que necesiten de Washington, allí estamos», prometió Trump en una rueda de prensa en Conway, Carolina del Sur.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés