Los indígenas bolivianos ratifican una marcha contra la construcción de una carretera en el TIPNIS

El presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez, ha señalado que la novena marcha indígena tendrá como punto central la preservación del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)

Los indígenas bolivianos, reunidos en la cuarta Comisión Nacional de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), han ratificado este jueves la convocatoria para una movilización que partirá el 25 de abril contra la construcción de una carretera amazónica.

   El presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez, ha señalado que la novena marcha indígena tendrá como punto central la preservación del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), donde el Gobierno de Evo Morales pretende construir el segundo tramo de la carretera Villa Tunari (departamento de Cohabamba)-San Ignacio de Moxos (Beni). También exigen preservar el parque nacional Aguaragüe, que es el principal canal de salida de las exportaciones de gas boliviano.

   Asimismo, Chávez ha indicado que la marcha será en defensa de la vida, la dignidad, los territorios indígenas, los recursos naturales, la biodiversidad, el medio ambiente, las áreas protegidas, el cumplimiento de la Constitución y el respeto a la democracia, según informó el periódico local ‘El Diario’.

- Advertisement -

   La IX marcha indígena partirá desde la región de Chaparina, en el departamento del Beni, hasta La Paz, contra la carretera y la consulta sobre el tema que aspira a ejecutar el Gobierno en mayo.

   La marcha se mantiene pese al inicio del proceso de anulación del contrato de la obra de la carretera con la empresa brasileña OAS, anunciado el martes pasado por el Gobierno, aduciendo incumplimiento por parte de la compañía. Para Chávez, «no es creíble ese rompimiento».

   Por su parte, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha admitido que el cese del contrato firmado en 2008 con OAS no significa que la vía, de 306 kilómetros y 420 millones de dólares (unos 318,4 millones de euros), dejará de ser un proyecto inmediato. «La OAS se va, pero queda el proyecto y la intención de ejecutarlo», ha dicho, de acuerdo con el diario ‘La Prensa’.

   García Linera ha indicado que «la carretera es una necesidad estratégica de los bolivianos; por ahora, la empresa que iba a hacer esa obra no ha cumplido». «Posiblemente el financiamiento quede anulado», ha agregado.

   También ha estimado que la marcha es antidemocrática y política, y que la organizan «exfuncionarios izquierdistas» que abandonaron el Gobierno.

   En 2011 hubo una marcha contra la carretera, que fue contrarrestada este año por una caminata de otros sectores del mismo parque identificados con el Gobierno, que apoyaban la construcción y exigieron aplicar la ley de consulta popular.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés