Ambientalistas panameños advierten de desprotección de los océanos

Líderes ambientalistas panameños advirtieron hoy de la desprotección de los mares en Panamá, después de que este país recibiera una baja calificación (48 puntos) y fuera situado en la posición 129 en el índice mundial de salud de los océanos.

Félix Wing, director del Centro de Incidencia Ambiental (CIAM), reconoció la validez del estudio presentado por las organizaciones Conservation International y National Geographic, que refleja una seria amenaza a la naturaleza.

En el ranking global fueron medidos 10 parámetros, como la protección de las costas, biodiversidad del mar, limpieza de las aguas, cantidad de alimentos extraídos de forma sostenible, almacenamiento de carbono y posibilidad de pesca artesanal.

Otros países latinoamericanos y caribeños, entre ellos Nicaragua (43), Haití y Perú (44), El Salvador (45), Venezuela (46) y Uruguay (47), están por debajo de la media global, que es de 60 sobre 100.

- Advertisement -

“No hay duda de que los gobiernos se han olvidado de los océanos y lo que hay es una desidia”, señaló el ambientalista al diario local «La Prensa». Wing recalcó que los océanos y las zonas marinas enfrentan importantes modificaciones en sus características ecológicas.

El subadministrador de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Silvano Vergara, reconoció que problema del deterioro de los océanos es histórico, debido a que por su condición geográfica, los mares y costas de Panamá están constantemente expuestos a la actividad humana.

Vegara previó que el panorama ambiental cambiará cuando sea concluido en 2013 el proyecto de saneamiento de la Bahía de Panamá, en el Pacífico, cuyo costo es de 650 millones de dólares y registra un avance de 92 por ciento.

Al respecto, Zuleika Pinzón, directora ejecutiva de la fundación no gubernamental MarViva, denunció la pérdida de humedales en la Bahía de Panamá y en otras áreas marinas protegidas, pese a que la legislación vigente las protege de daños y amenazas.

Pinzón, quien en julio de ese año lanzó una campaña de pesca y consumo responsable de especies en peligro, denominada “Del mar al plato”, interpuso acciones legales para frenar la destrucción de manglares que contribuyen a la reproducción de peces.

Panamá posee 700.000 hectáreas marinas protegidas, que equivalen al cuatro por ciento del territorio marino total. Hace algunos años fueron incluidas en esa categoría la Bahía de Panamá (sitio Ramsar), en el Pacífico, el distrito de Donoso, en la caribeña provincia de Colón, y la isla Escudo de Veraguas, en el Mar Caribe.

Alida Spadafora, directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), adujo por su parte que la contaminación de ríos y mares crea riesgos para la salud humana, y es necesario reducir la presión sobre los océanos y áreas ribereñas.

“Los manglares están siendo dañados por la extracción de arena, fábricas de productos químicos y la ganadería”, resaltó la dirigente ecologista.

http://www.lapagina.com.sv/ – PNUMA – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés