Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Argentina estudian a fondo la dieta del Pato Cutirí para preservarlo

Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y Conicet estudiaron por primera vez la dieta del Pato Cutirí, un ave característica de la provincia de Santa Fe, pero que también habita otras provincias y países limítrofes. En muchos lugares se lo caza porque es considerado una plaga, es por eso que saber de qué se alimenta puede contribuir a su conservación y manejo poblacional.

El estudio, encarado por investigadores del Instituto Nacional de Limnología (Inali – Conicet), permite ampliar la biología alimentaria de la especie, cuyo nombre científico es Amazonetta brasilensis, y brinda los primeros datos cuantificados de su espectro nutritivo. A la vez, permite conocer su ritmo de alimentación y de uso del hábitat. Se trata de un aporte muy importante para el adecuado manejo de la especie, ya que habita un área muy expuesta a proyectos como las hidrovías y las represas, que modifican irreversiblemente el ambiente.

Según contó Pamela Olguín, que trabajó en el proyecto junto a Adolfo Beltzer, Griselda Urich y Evelina León, estudiaron ejemplares cazados entre 1984 y 1992 en la isla Carabajal y en arroceras próximas a la localidad de San Javier cuando estaba permitido capturarlos con fines investigativos. “Ya había trabajos previos sobre el Pato Cutirí, pero no en el contexto de la zona. Por lo tanto, este trabajo contribuye a tener un mayor conocimiento de esta especie que se puede encontrar en Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay, además de diversas zonas de Argentina”, destacó.

 

Qué comen

Olguín apuntó que luego del examen del estómago de 11.295 presas, encontraron básicamente 17 tipos de alimentos, 14 de los cuales correspondieron a vegetales típicos del ambiente que habitan y tres a animales. Las especies vegetales más representativas fueron semillas de una maleza de los cultivos, llamada pasto niño, y las de arroz, que se cultiva en campos próximos a la ciudad de San Javier.

En cuanto a la fracción animal, estuvo representada por insectos acuáticos y gorgojos. Por otra parte, en todos los estómagos encontraron granos de arena. A la vez, observaron que la actividad alimentaria era constante durante las primeras horas de la mañana, decreciendo alrededor de las 18 y aumentando paulatinamente hacia las horas vespertinas mostrando una actividad máxima a las 19.20.

“Comparando los resultados obtenidos en las áreas en que se efectuaron las capturas se podría inferir que el ave tanto de áreas naturales como en los cultivos de arroz hace un aprovechamiento del recurso conforme a la oferta. Esta expresión se asocia al concepto de forrajeo óptimo en el que el gasto de energía en la búsqueda de alimento es casi nulo. Asimismo, la presencia de arroz en las capturas efectuadas en áreas naturales expresan los desplazamientos erráticos que realiza el Cutirí”, expresa el trabajo del Inali.

 

Conservación

Olguín comentó que conocer la dieta de una especie sirve para su conservación y para el manejo poblacional. “Hoy existen varias especies de patos, más que nada en la ciudad de Santa Fe, que están expuestas al turismo de caza, por lo cual es importante conocer más de ellas. Además, muchas son consideradas plagas, ya que habitan zonas arroceras. Una de ellas es el Pato Cutirí, pero también están la especie Netta peposaca o Pato Picazo”, manifestó.

Según añadió, el Cutirí corre cada vez más peligro debido a la acción del hombre y a la reducción de sus espacios naturales: “Corre el riesgo de no encontrar alimentos que le son propios y por eso recurren a los sembradíos”, finalizó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés