El genoma de dos arañas brasileñas proporciona nueva información sobre la producción de veneno y de seda

De aquí radica el interés de los científicos en saber más acerca de ellas. Para ello, han secuenciado el genoma y el transcriptoma de estas especies que representan los dos principales grupos taxonómicos de las arañas. “Los genomas de araña son grandes con exones cortos y largos intrones, que recuerdan a los genomas de mamíferos”, aseguran.

Investigadores daneses, chinos y saudíes han secuenciado el genoma de dos especies de arañas: la denominada tarántula de “rodillas blancas” brasileña Acanthoscurria geniculado y la araña de terciopelo africana Stegodyphus mimosarum. Los datos obtenidos han aportado información sobre los genes y proteínas implicadas en la producción de veneno y de seda, información que podría ser aplicada en el ámbito de la farmacología en el caso del veneno y de los biomateriales en el caso de la seda.

Así lo pone de manifiesto el equipo científico encabezado por Trine Bilde en un artículo publicado en Nature Communications. Según explican, “las arañas son depredadores de importancia ecológica con un complejo veneno y una seda extraordinariamente resistente que permite la captura de grandes presas”. Las arañas se han convertido en una especie clave para controlar poblaciones de insectos y plagas. Su uso del veneno y de la seda permite someter y atrapar a sus presas de manera eficiente, con unos costes mínimos de energía.

De aquí radica el interés de los científicos en saber más acerca de ellas. Para ello, han secuenciado el genoma y el transcriptoma de estas especies que representan los dos principales grupos taxonómicos de las arañas. “Los genomas de araña son grandes con exones cortos y largos intrones, que recuerdan a los genomas de mamíferos”, aseguran.

- Advertisement -

El estudio identifica nuevas proteínas que pueden estar implicadas en el procesamiento y la activación de las toxinas en el veneno y proporciona nuevos conocimientos sobre la composición de las proteínas que componen la seda. En este sentido, los investigadores apuntan que los genes del veneno han evolucionado por duplicación secuencial y que el efecto tóxico del veneno es probablemente activado por las proteasas presentes en él. Por otro lado, el conjunto de genes de seda “revela una evolución muy dinámica, con nuevos tipos de genes y proteínas y un nuevo uso de la seda aciniforme”, la que utilizan para envolver a las presas.

Estos resultados pueden utilizarse para promover el uso del veneno en la producción de neurotoxinas e insecticidas y también para nuevos desarrollos en el campo de los biomateriales, empleando las proteínas de seda para crear nuevos materiales.

Habitante del norte de Brasil

La tarántula de rodillas blancas, Acanthoscurria geniculado, vive en el norte de Brasil. Mide entre 8 y 20 centímetros y tiene la particularidad de tener pelo blanco brillante en las articulaciones de sus piernas, lo que contrasta con su cuerpo de pelo negro y sus cerdas urticantes rojas del abdomen. Se alimenta de pequeños animales, tanto insectos como mamíferos, y vive en madrigueras, bajo rocas y árboles en descomposición.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés