Nueva York alberga 150.000 instalaciones de autoconsumo y en España…

La organización realiza estas consideraciones porque, con la reforma energética, la rentabilidad de las plantas está condicionada a la evolución de la cotización de los instrumentos soberanos de deuda.

La Asociación Nacional de Inversores y Productores Fotovoltaicos (Anpier) asegura que los pequeños inversores ya han sufrido «recortes retroactivos de hasta el 50%» que pueden «llegar a un 20% adicional si se mantiene el bono español» en los niveles actuales.

La organización realiza estas consideraciones porque, con la reforma energética, la rentabilidad de las plantas está condicionada a la evolución de la cotización de los instrumentos soberanos de deuda.

A partir de esta cotización, se reconoce un diferencial de rentabilidad de 300 puntos básicos con el objeto de que la tasa de retorno a lo largo de toda la vida útil de la instalación sea del 7,5%.

La advertencia sobre el recorte adicional fue lanzada por el presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca, durante la II Jornada Internacional organizada por la asociación para abordar, entre otras cuestiones, la seguridad jurídica de los productores fotovoltaicos en los distintos países europeos.

En el caso de España, más de 62.000 familias se han visto afectadas por recortes a la retribución de la fotovoltaica, una circunstancia que, indicó Martínez-Aroca, «contrasta con la certidumbre jurídica que se ha defendido en otros países europeos».

La asociación asegura que los cambios regulatorios en todos los países europeos no han tenido carácter retroactivo, «incluso en Grecia a pesar de la situación de crisis que está atravesando».

Por su parte, la directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de París, Teresa Rivera, calificó consideró durante la jornada de «necesario» que se produzca una transición energética en España «gobierne quien gobierne y ocurra lo que ocurra en este país», indica Anpier en una nota.

Por su parte, el exdirector general del IDAE, Javier García Breva, explicó que, según estimaciones de la banca, la generación fotovoltaica se va a multiplicar por diez y va a suponer el 10% de la generación total de energía en el mundo en 2030, con 100 millones de pequeños productores, y el 50% en el año 2050 gracias al autoconsumo con almacenamiento.

García Breva señaló que en la ciudad de Nueva York ya hay 150.000 instalaciones de autoconsumo y en Australia en los próximos 10 años el 50% de los hogares tendrá autoconsumo con almacenamiento.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés