Actualizar

martes, marzo 21, 2023

Anuario de la Asociación Empresarial Eólica

Los promotores españoles tienen instalados 8.000 MW eólicos en 17 países que ratifican su liderazgo mundial. Estados Unidos acoge el mayor número con 3.460 MW según “Eólica 09”, el anuario de la Asociación Empresarial Eólica que acaba de publicarse.
 

La cifra de los parques eólicos instalados y explotados en otros países por empresas españolas ascendía a 1 de enero de este año a prácticamente 8.000 MW distribuidos en 17 países según informa “Eólica 09”, el informe anual de la Asociación Empresarial Eólica que acaba de publicarse. En él se destaca la presencia de los promotores españoles en Estados Unidos, con más de 3.460 MW instalados, seguida de Portugal con 1.161 MW, proyección internacional a la que hay que añadir la de los fabricantes de aerogeneradores y componentes, ingenierías y empresas de servicios que actúan ya en una treintena de países, datos que ratifican el liderazgo mundial de la industria eólica española.

 

España es un exportador neto de equipos, servicios y tecnología ligados a esta industria y el desarrollo del sector ha atraído a nuestro país inversiones extranjeras. De hecho, según los últimos datos recopilados por AEE, sólo las exportaciones del subsector de los fabricantes de aerogeneradores con centros productivos en España alcanzaron en 2008 los 2.234 millones de euros, que unidos a las exportaciones de fabricantes de componentes y de empresas de servicios, supondría un volumen de exportaciones de 2.950 millones de euros, frente a los 2.550 millones de 2007 lo que supone un crecimiento del 15 por ciento.

 

 

Según “Eólica 2009” a los 16.740 MW que teníamos instalados en nuestro país a 1 de enero de este año, hay que añadir los casi 7.940,21 MW que las empresas promotoras cuentan en 17 países. Destaca la implantación que nuestras principales empresas tienen en Estados Unidos con 3.460 MW a 1 de enero, cantidad que se ha incrementado ya notablemente en este primer semestre con la inauguración de importantes instalaciones, como el parque que abría el pasado mes de junio Acciona en Oklahoma, con 123 MW de potencia, con aerogeneradores de la propia empresa española. Por su parte, Iberdrola Renovables tienen en construcción 500 MW que consolidan su liderazgo como principal promotor mundial, con 9.300 MW en funcionamiento, y como el segundo operador de Norteamérica, hoy el mercado más importante del mundo. También están presentes otras empresas, entre las que destaca Gamesa que, además de exportar sus aerogeneradores desde España, cuenta con fábricas y promociona parques. También hay que señalar que son numerosas las empresas medianas, ingenierías y consultorías que tienen un papel primordial en Estados Unidos.

 

Según AEE esta es la distribución por países de la potencia eólica instalada fuera de España por los promotores españoles.

 

POTENCIA NETA (MW)

EEUU 3460,44

Portugal 1161,50

Reino Unido 704,00

Francia 509,85

México 439,50

Alemania 287,80

Grecia 278,20

Italia 223,40

Australia 210,00

Polonia 186,66

Brasil 185,50

Hungría 61,16

India 60,90

Canadá 57,99

Bélgica 48,65

Corea Sur 46,50

Chile 18,15

TOTAL 7.940,21

 

 

En la Carta del Presidente que abre este informe anual José Donoso afirma que “el sector se ha continuado consolidado como una apuesta de éxito para la economía española. Como no nos cansaremos de repetir, la mejor inversión que la economía española ha realizado en los últimos años. Afirmación para la cual desde el pasado año contamos con datos incontestables gracias a la conclusión el pasado mes de noviembre del Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España, que marca un antes y un después a la hora de evaluar la rentabilidad de los incentivos que perciben los kilovatios eólicos”. La primera parte del anuario está dedicada a resumir y glosar el citado estudio con el título “¿La eólica cara? El mito derribado”.

 

Donoso señala que lo andado hasta el momento supone un caso de éxito pero que ahora “estamos casi en el punto de partida para afrontar nuevos retos en todos los ámbitos, eso sí, en un escenario especialmente difícil por la crisis financiera internacional. Pero más allá de esta crisis coyuntural —calificativo que no quita un ápice a la gravedad de la misma— subyace la crisis estructural del modelo energético (problemas medioambientales, volatilidad de los precios de los combustibles fósiles, limitación de los recursos, etcétera) que volverá a recobrar su protagonismo una vez superados los problemas de los mercados financieros, reforzando la necesidad de la apuesta por las renovables en general y de la eólica en particular como tecnología más eficiente entre ellas”.

 

Como en ediciones anteriores, el informe de AEE recopila tanto las estadísticas de potencia instalada, generación, retribución y de la eólica en el mundo, con el análisis de la evolución de los marcos normativos, los avances en integración en red o la mirada al futuro con los planteamientos en I+D y eólica marina. Como señala el presidente de AEE “hoy más que nunca somos conscientes de que solo el máximo esfuerzo en este área nos permitirá consolidarnos en la situación de liderazgo mundial para hacernos cada día más competitivos frente a otras tecnologías, por una parte, y en un mercado cada día más global, por otra parte”.

 

Evolución internacional

 

En el anuario se destaca que en apenas cuatro años la energía eólica casi ha doblado su contribución a la cobertura de la demanda en España y que en el mundo el incremento ha sido de más de un 60%, pasando de los 47.620 MW de 2004 a los 120.798 MW de finales de 2008, es decir, en estos cuatro años se han instalado 73.178 MW.

 

De los 27.051 MW instalados en el año 2008 a escala mundial, el 87,8% han sido emplazados en diez países, destacando en primer lugar Estados Unidos con 8.358 MW, batiendo todos los registros en cuanto a potencia eólica instalada se refiere y situándose con un 22,8% de la potencia total instalada a nivel mundial. Le sigue China con 6.300 MW, lo que le permite doblar la potencia eólica instalada por cuarto año consecutivo e incrementarla en 6,3 gigavatios (GW), alcanzando así un total de 12,2 GW instalados a finales del año 2008, lo que le otorga el liderazgo en Asia, y además con perspectivas de crecimiento muy favorables, ya que el gobierno de este país ha identificado el desarrollo de la energía eólica como una llave de crecimiento económico, por lo que se espera que en el año 2009 la potencia eólica instalada se duplique de nuevo. España mantiene el segundo puesto a nivel europeo y el tercero en el ámbito mundial, con un total de 16.740 MW instalados a finales del año 2008, potencia que según las estimaciones de AEE (información que no figura en el anuario) ha podido incrementarse en 500 MW en el primer semestre hasta alcanzar los 17.200 MW.

 

El informe de AEE recoge también los datos publicados por la Asociación de Energía Eólica Europea (EWEA por sus siglas en inglés), que señalan que en la Unión Europea, la tecnología eólica ha sido la que mayor incremento de potencia instalada ha experimentado en 2008, aumentando en 8.484 MW, seguida por el gas con 6.932 MW.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés