Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

El ‘megaproyecto de energías renovables en Andorra

Ignacio Montaner, Eel director general de Endesa en Aragón ha presentado el megaproyecto de renovables que plantea como alternativa al cierre de la Central Térmica de Andorra (Teruel).

Bogas lo ha definido como ‘Proyecto Andorra‘ y ha dicho que es «singular a nivel europeo en innovación y en compromiso social con el entorno como modelo de creación de valor compartido».

En concreto, el proyecto incluiría la que sería la mayor planta solar en construcción de Europa con 1.585 megavatios (MW), más 139 MW eólicos y un sistema de almacenamiento a gran escala de casi 160 MW y cuya inversión ascendería a más de 1.487 millones de euros.

Por su parte, Montaner ha expuesto esta propuesta al vicepresidente de Aragón y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, este miércoles, 11 de diciembre.

Asimismo, este jueves por la mañana ha hecho lo propio con el alcalde de Andorra, Antonio Amador, y esta tarde lo esta presentado a los sindicatos de la térmica en esta localidad turolense.

Compatibilizar

La nueva capacidad de generación que plantea Endesa con su ‘Proyecto Andorra’ se construirá en las inmediaciones de la actual central térmica y permitiría compatibilizar los trabajos de desmantelamiento con el desarrollo y construcción del nuevo proyecto.

Endesa estima que la integración de ambos calendarios posibilita una creación promedia de más de 700 empleos anuales hasta 2026, con lo que se minimiza el impacto del cese de actividad de la actual central, que cuenta con 147 empleados en la actualidad. Durante los siguientes 25 años, se mantendrían unos 120 empleos en tareas de operación y mantenimiento del nuevo proyecto renovable.

Además, desde el punto de vista técnico, permitiría la generación síncrona mediante la adaptación de los actuales alternadores de la central para operar como compensadores, integrados con la generación renovable.

La energética está inmersa actualmente en el desarrollo de planes de futuro en los entornos locales de Andorra (Teruel) y Compostilla (León), las dos plantas de carbón para las que a finales del año pasado ya presentó su solicitud de cierre, tras decidir no abordar las inversiones necesarias para que las centrales cumplieran con los nuevos límites de emisiones establecidos por la Unión Europea, que entrarán en vigor el 30 de junio de 2020.

Estos planes forman parte de su proceso de transformación hacia un modelo de generación de energía sin emisiones en 2050, dentro de su compromiso con una Transición Justa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés