Ecologistas en Acción pide a la DGA que no permita la construcción de la central térmica en Osera de Ebro

Ecologistas en Acción ha exigido al Gobierno de Aragón que «sea consecuente con lo que dice respecto al cambio climático y el medio ambiente» y «se atreva» a denegar la Autorización Ambiental Integrada al proyecto de central térmica de ciclo combinado que Gas Natural S.A. quiere construir en la localidad zaragozana de Osera de Ebro.

Según señaló la plataforma ecologista en un comunicado, el pasado 23 de diciembre finalizó el trámite de audiencia previa que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) concedió a Ecologistas en Acción para que presentara sus últimas consideraciones respecto al proyecto de la central térmica.

   Tras este proceso, el Gobierno de Aragón dará una resolución favorable y concederá la Autorización Ambiental Integrada a la empresa para que construya la central, han asegurado desde Ecologistas en Acción.

   Al respecto, han precisado que la central térmica de Osera de Ebro emitirá en un año de funcionamiento normal más de dos millones de toneladas (MT) de CO2, cantidad que representará un incremento del nueve por ciento en relación a las emisiones aragonesas del 2007, según los cálculos de Ecologistas en Acción.

   «Dado que el Gobierno de Aragón, para luchar contra el cambio climático, dice pretender una reducción de 1,2 millones de toneladas en sus emisiones anuales, sólo con esta central térmica quedará clara la enorme contradicción que hay entre lo que se dice y lo que se hace», han apuntado los ecologistas.

   «Todo ello sin contar con las otras centrales térmicas y cementeras que se quieren construir en Aragón y que supondrán elevar las emisiones en unos nueve millones de toneladas de CO2», han puntualizado desde la plataforma.

OTROS CONTAMINANTES

   En cuanto a otros contaminantes, Ecologistas en Acción calcula que una central térmica de este tipo emitirá, en un año, alrededor de 110 toneladas de óxidos de azufre (SO2), causantes de la lluvia ácida. Además, unas 160 toneladas de partículas (PM10), que afectan especialmente a los pulmones y al aparato circulatorio, y, especialmente, óxidos de nitrógeno (NOx), de los que, según han señalado, se emitirán unas 1.600 toneladas.

   Otro aspecto que ha criticado Ecologistas en Acción es «la temeraria distancia» a la que estará situada la central térmica del casco urbano de Osera de Ebro, unos 500 metros.

   «Además de la contaminación, que será especialmente importante en los días sin viento, la central térmica supondrá una seria molestia para sus vecinos, por el ruido continuo que generan estas industrias, y por el peligro que supone una industria de este tipo en la que nunca es descartable que haya un gran incendio o explosiones», ha lamentado desde la plataforma.

   Los ecologistas han opinado que este tipo de industrias, «sin duda insalubres, molestas y peligrosas, no deben de construirse si no hay especial necesidad de ellas» y han comentado que en España «sobra potencia eléctrica instalada».

   En este sentido, han señalado que la máxima potencia que se ha demandado en España fue el día 17 de diciembre de 2007, cuando se requirieron 44.786 megavatios de potencia, mientras que en España hay instalados, en la actualidad, 66.785 megavatios en régimen ordinario (energía nuclear, de centrales térmicas y de embalses), un 49 por ciento más de lo que se requirió en la citada fecha.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés