Areces se marca como tarea para 2010 la puesta en marcha de los cluster biosanitario y de energias renovables

El presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, destacó hoy en Gijón, durante la inauguración del Software Lab de la empresa Indra en el Parque Científico y Tecnológico de Cabueñes, que el Principado tiene como «tarea inmediata» para 2010 poner en marcha los cluster vinculados al Sello de Excelencia Internacional de la Universidad de Oviedo, el biosanitario y el de Energías Renovables.

Asimismo, destacó que Asturias sigue reivindicando el carbón dentro del mix energético y recordó que se sigue investigando nuevas tecnologías vinculadas a este mineral, no sólo en Asturias sino en otras provincias como León.

   También resaltó que la apuesta por la innovación y la tecnología de la región y remarcó que en Asturias hay empresas de primer nivel instaladas en los valles mineros, que aglutinan 600 puestos de trabajo y donde está previsto inversiones que superan los 5,6 millones de euros para la creación de tres nuevos centros tecnológicos, en San Martín del Rey Aurelio, Valnalón y La Felguera. A esto sumó los centros de iniciativa privada, con los que el Gobierno regional ha firmado convenios, como el de Thyssenkrupp o ArcerlosMittal.

   Areces aseguró además que Asturias tiene vocación de internacionalización. De hecho, anunció que este año llevará a cabo tres viajes comerciales para facilitar la entrada de las empresas asturianas en mercados internacionales y atraer al mismo tiempo inversiones para el Principado. En concreto, los viajes prevsitos son a: México, Panamá y Santo Domingo, otro a China e India y el tercero a Brasil, Chile y Argentina.

   El jefe del Ejecutivo regional puso a Indra como ejemplo de internacionalización y de crecimiento pese a la crisis. «Asturias va a responder con creces a vuestra apuesta», con alusión a la necesidad de licenciados citada previamente por el director general de Indra. Areces apuntó que en la reunión previa mantenida con directivos de Indra se anunciaron nuevos proyectos de la compañía, pero eludió avanzar alguno de ellos.

   También resaltó que Indra lidera dos programas de tecnología avanzada, como Cielo Único Europeo , destinado a homogeneizar la gestión del tráfico aéreo en la Unión Europea. Areces expresó su deseo de que las instalaciones se le queden pequeñas a Indra, ya que supondrá que el écito de la iniciativa está «asegurado».

   Por otro lado, hizo mención a la reciente inauguración del túnel de Rañadoiro en lo que supone la ruptura del aislamiento de Asturias, así como a las autopistas del mar que entrarán en servicio este año y a los 1.650 millones de euros invertidos en 2009 en comunicaciones interiores. «Parece que lo mád difícil de la crisis se ha vencido», dijo también antes de apostar por un nuevo modelo económico, en el que el conocimiento sea la base y la innovación la clave.

   Aludió asimismo al Parque Científico y Tecnológico de Cabueñes, del que dijo que está «colmatado», por lo que ya se está pensando en ampliar las instalaciones, como es los proyectos en marcha en el Intra. Además, apuntó que es necesario terminar el aparcamiento porque no hay espacio.

TECNOLOGÍA CLAVE PARA MEJORAR LA GESTIÓN.

   Por su parte, el director general de Indra, Santiago Roura, explicó que la empresa está especializada en el desarrollo de software avanzado para el tráfico aéreo y apuntó que en el caso de Gijón el proyecto está «totalmente consolidado».

   Asimismo, apuntó que es un centro productivo y referente dentro de la red de laboratorios de software de Indra, que cuenta ya con 50 trabajadores cualificados, la mayor parte de ellos titulados de la Universidad de Oviedo. «Están muy ilusionados», dijo de los empleados con respecto al proyecto.

   Roura indicó que casi un tercio de los aviones del mundo usan tecnología Indra, parte de la cual se desarrolla en Gijón. Además, aludió a la vocación exportadora y de crecimiento de la compañía, la segunda española que más invierte en I+D (un 7 por ciento de los ingresos), después de Telefónica, y la primera europea si se mira en términos relativos de ventas.

   En cuanto a la empresa, explicó que Indra apuesta también por el transporte terrestre y el ferroviario, además del aéreo en el que está centrado actualmente, en la Administración Electrónica, la Defensa, la Justicia y los tributos, entre otras áreas a desarrollar desde un punto de vista tecnológico. Asimismo, adelantó que en un escenario «complejo» por la crisis la tecnología debe ser un elemento importante de crecimiento en España, sobre todo en movilidad, eficiencia energética, seguridad y salud.

   También indicó que está presente en más de 90 países. «Es una empresa de talento», dijo, con más de 30.000 profesionales -más del 80 por ciento titulados–, con convenios con más de 120 universidades y con Software Lab en varias ciudades españolas -entre ellas Gijón– y 12 centros fuera del país.

LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO, CANTERA DE PROFESIONALES.

   Por su parte, la directora del Sofware Lab de Indra, Carmen Arcones, señaló que este proyecto de I+D nació hace dos años con 20 personas y que hoy cuentan con 50. De las instalaciones en la Laboral, se trasladaron en julio a este edificio en el Parque Científico gijonés. Asimismo, destacó tres apuestas del centro: por el talento y la creación de valor, la internacionalización y por la innovación y la calidad como motor de la actividad.

   Arcones resaltó que Asturias dispone de «una buena cantera» de profesionales en la Universidad, la cual cuenta con especialidades muy afines al trabajo que Indra lleva a cabo. «Es un proyecto de inversión en talento», dijo.

   En el acto también intervino la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, quien destacó el trabajo y la tecnología que desarrolla Indra, participada en un cinco por ciento por Cajastur. Felgueroso recordó que el Parque Científico aglutina ya a más de 1.750 empleados con una media de edad muy joven y muy cualificados, que trabajan en empresas que suman una facturación superior al millón de euros.

   La regidora, además, pidió disculpas porque el entorno del edificio estuviera en obras, aunque apuntó que cuando hay éstas es que hay «movimiento, progreso y futuro». Según ella, cuando las administraciones suman voluntades y presupuestos se consiguen oportunidades como ésta, con alusión a la instalación de Indra en Gijón.

   En cuanto a las instalaciones, Indra cuenta con 600 metros cuadrados, distribuidos entre el área de laboratorio -inaugurado hoy– y la destinada al desarrollo de proyectos en el resto de sectores de actividad. La red de Sotfware Labs, por su parte, cuenta con 20 centros en diferentes países y más de 4.000 profesionales especializados.

   Además del poryecto Cielo Único Europeo, colabora con el NATS, el proveedor de servicios de tráfico aéreo del Reino Unido y trabaja en el desarrollo de ampliaciones de funcionalidad y nuevas versiones de la Torre de Control del sistema Sacta (Sistema de Automatización de Control de Tráfico Aéreo de Aena). En Asturias, Indra también está inmersa en varios proyectos, como la informatización de historias clínicas de los hospitales.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés