Junta y Navantia ponen en marcha un proyecto «pionero» para desarrollar plataformas eólicas marinas

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Martín Soler, avanzó hoy que en los próximos días firmará un acuerdo con Navantia para la puesta en marcha de un proyecto de investigación sobre tecnología para plataformas eólicas marinas, que permitirá no sólo la instalación de estas centrales en la costa andaluza, sino también la creación de fábricas que produzcan dichas plataformas.

Tras mantener un encuentro con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, Soler explicó que invitará a la eléctrica a participar en estos desarrollos que permitirán que estas instalaciones marinas tengan autonomía a distancia de la costa. Según explicó, no sólo se pretender que dicha tecnología ayude a la instalación de estas instalaciones en el territorio andaluz, sino generar una industria ligada a estos desarrollo que fabrique las plataformas y las exporte fuera de la Comunidad.

   «Se trata de un proyecto de investigación único en estos momentos», sentenció Soler, quien añadió que se estudiará las características óptimas para estas plataformas, que podrían ser flotantes o semiflotantes, para adaptarlas a las condiciones de marea, viento, climáticas o de profundidad de cada territorio.

   La Junta de Andalucía se encuentra además analizando las zonas de la costa andaluza donde se podrían instalar en el futuro dichas plataformas. «El modelo de costa andaluza es más abrupta y además es necesario coordinar las instalación de eólica marina con otros sectores, como el turístico», añadió Soler, quien insistió en que la Comunidad cuenta con «limitaciones» en este tema.

   En este marco, destacó el compromiso de la Junta para colaborar con Iberdrola en el desarrollo de proyectos de investigación relacionados con la eólica marina, así como con la puesta en marcha del coche eléctrico y el impulso de las redes inteligentes.

   También, insistió en la necesidad de intensificar la colaboración con Iberdrola con el objetivo de aumentar las inversiones en la Comunidad y crear nuevas líneas de actuación, además de aprovechar su potencial como empresa tractora para las pymes andaluzas.

UNOS 500 MILLONES EN 2010

   Por su parte, Sánchez Galán explicó que estas instalaciones eólicas se instalan a profundidades de 40 metros como máximo, como es el caso de Reino Unido, y que estos desarrollos han contado con unos diez años de investigación, por lo que insistió en la «complejidad» de esta tecnología para adaptarla en breve a costas como la andaluza.

   «La tecnología marina no llega más allá de los 40 metros de profundidad, lo que supone que en Andalucía estaría muy cerca de la costa», afirmó Sánchez Galán, que apostó por el desarrollo de plataformas flotantes.

   Recordó la reciente adjudicación a Iberdrola del primer parque eólico en Reino Unido, con un a potencia de 7.200 megavatios (mW) en el Mar del Norte, y el desarrollo previsto de otros 3.000 mW entre el mar de Irlanda y el noroeste de Escocia. Además, cuenta con peticiones de concesiones en España para instalaciones que suman 3.000 mW.

   El empresario, que calificó el encuentro con Soler, de abierto y sincero, subrayó las inversiones de más 2.500 millones realizadas en la Comunidad, a las que se sumarán 500 millones en 2010.

REGISTRO DE RENOVABLES

   En cuanto al registro de preasignación de renovables, Soler quiso aclarar que la Junta de Andalucía «no tiene competencia en dar la autorización final para las instalaciones», explicando que en su orden de 500 mW eólicos lo que pretendía era «adelantar y facilitar» a las empresas la priorización de sus propuestas para «ganar tiempo».

   «La Junta no hizo un concurso administrativo sino una selección previa para priorizar las instalaciones», atajó el responsable de Innovación, quien concretó que Andalucía obtuvo en el último registro «menos de lo esperado y deseado, aunque fue la región que más recibió globalmente».

   Para Soler, esta situación hará cumplir los objetivos regionales en materia de energía termosolar y fotovoltaica, incluida en el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener) 2007-2013. Así, añadió que «se superarán los objetivos en el ámbito de la energía termosolar y se quedará cerca en la eólica», pero hay margen para seguir creciendo».

   Por último, esperó que el ministerio de Industria, Turismo y Comercio, «sea capaz» en 2010 de sacar una nueva regulación para seguir avanzando en los proyectos de renovables a partir de 2013, estableciendo un marco «lo más estable y riguroso posible para seguir impulsando el sector».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés