Por un Horizonte Sin Molinos registra 11.000 firmas en Diputación contra el parque eólico marino de Chipiona

La Plataforma Por un Horizonte Sin Molinos registró hoy en la Diputación Provincial de Cádiz un total de 11.000 firmas en contra de la instalación del parque eólico marino Las Cruces del Mar frente a las costas de las localidades gaditanas de Rota y Chipiona, lo que demuestra que «no hay consenso social» para su instalación.

Según informó a los periodistas un portavoz de la Plataforma, también registraron un escrito dirigido al presidente de la Corporación Provincial, Francisco González Cabaña, a quien solicitan una reunión tras exponerle los motivos por los que se oponen a la instalación de ‘Las Cruces del Mar’.

   En este sentido, aludió a las declaraciones de González Cabaña, quien «hace año y medio se posicionó en contra de la instalación de los parques eólicos marinos en la zona de La Janda» y ahora cambia de postura en relación a la zona de Rota y Chipiona porque dice que «no hay comparación», apuntó el portavoz.

   A su juicio, en Rota y Chiopina existen «los mismos problemas» que en Barbate, Vejer o Conil, ya que estos municipios de la Costa Noroeste «viven fundamentalmente del turismo y la pesca» y consideran que un parque eólico marino es «ni más ni menos que una zona industrial dentro del mar». Por ello, apuestan por otro tipo de energías renovables, como la solar, que «no es tan agresiva con el medio en el que vivimos».

CUESTIONAR SU VIABILIDAD ECONÓMICA

   La Plataforma señaló que este tipo de instalaciones tiene viabilidad «para las empresas que la montan» por las «subvenciones tan grandes que reciben». Sin embargo, cuestionó su viabilidad económica si se ubican en zonas en las que puedan «quitar o modificar la existencia de municipios, que en este caso viven del turismo», que es la principal fuente de empleo y riqueza.

   Por ello, abogó por la instalación del parque eólico marino en otra zona en la que «no sea tan agresivo con el medio», ya que ‘Las Cruces del Mar’ se ubicaría en un espacio de «influencia total del Parque Nacional de Doñana, y hay que respetar la biodiversidad», donde también se desarrollan actividades de pesca artesanal y donde presentaría «una serie de riesgos para el tráfico marítimo que va hacia Sevilla y Huelva».

   En cualquier caso, enfatizó la necesidad de «protección total de nuestras playas de cara al turismo», ya que, «por mucho que digan, los molinos se ven» y eso sería «la destrucción de nuestro paisaje, que está protegido por ley».

UNA MAYORÍA EN CONTRA

   Sobre las 11.000 firmas presentadas, señaló que fueron recogidas en Rota y fundamentalmente en Chipiona, que tiene «una población total de 17.000 personas». Las firmas pertenecen a «gente del pueblo» y también a turistas que tienen en estas localidades su segunda residencia y «tampoco están dispuestos a que ese mar y esa puesta de sol se convierta en una zona industrial».

   Asimismo, recalcó que la Plataforma cuenta con el respaldo de «unas 40 asociaciones de diversa índole» que son conscientes de que «lo que se cierne sobre Chipiona no es otra cosa que un experimento» con el que pretenden «comparar» los parques eólicos marinos que actualmente existen en algunos lugares de Europa como Dinamarca, pero que «nada tienen que ver con nosotros».

   En este sentido, consideró que «Dinamarca vive de espaldas al mar, y nosotros vivimos dentro del mar, del turismo de sol y playa», con lo que la experiencia «no es comparable en absoluto» y, de hecho, «los chiringuitos de Dinamarca no son muy famosos que sepamos», ironizó.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés