Para la mayoria de empresas el concurso eólico sólo tendrán una «mera expectativa de derechos»

El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, Vicente Mediavilla, aclara que las empresas que finalmente resulten adjudicatarias del concurso de asignación de potencia eólica sólo tendrán una «mera expectativa de derechos» que luego podrán materializar en parques y aerogeneradores, «cumpliendo la legislación urbanística y medioambiental».

Así lo recalcó en una entrevista con Radio Nacional de España en Cantabria en la que participó Europa Press, y en la que también precisa que la «revisión» del Plan Energético Regional (PLENERCAN) que estudia el Ejecutivo es «obligada» porque finaliza en 2011, por lo que no está «motivada», «ni mucho menos», por los proyectos de energía eólica.

   Mediavilla recordó que el concurso de asignación de potencia eólica deja «taxativamente claro» que no se «prejuzga» la planificación correspondiente que luego puedan desarrollar las empresas participantes.

   El consejero reiteró que «no se están concursando parques eólicos», sino «única y exclusivamente» la asignación de potencia eólica, algo en lo que admitió que «quizás» desde el Gobierno de Cantabria no hayan sido «capaces de explicar suficientemente bien».

   En consecuencia, cuando finalice el concurso, otra tramitación diferente que hay que «discernir» será la «consolidación» de los parques eólicos. De momento, se crea una «mera expectativa de derecho» que además se analiza «con la planificación energética en vigor en estos momentos».

   «Si yo soy una empresa adjudicataria, se me adjudica esa asignación de potencia, e inicio los trámites con posterioridad, yo no tengo ningún derecho a indemnización, sino una expectativa de derecho, que tengo que materializar cumpliendo la legislación urbanística y medio ambiental», explicó.

   De esta forma, no resultaría «descabellado» en el plano jurídico que una empresa adjudicataria luego no pudiera desarrollar lo logrado en el concurso.

   El consejero de Presidencia defendió que los técnicos y funcionarios responsables del proceso «tienen que estar alejados de cualquier presión» y responder al concurso «con fundamentos técnicos», sin «ningún tipo de presión».

REVISIÓN DEL PLAN

   En cualquier caso, Mediavilla reiteró que el concurso de asignación de potencia eólica es una cuestión «parcialmente desligada» de la revisión del PLENERCAN, que no se hace «ni muchos menos» por el concurso y que incluso «puede asignar más potencia de la inicial».

   Por tanto, el PLENERCAN «no se va a modificar para adaptarlo a la potencia eólica». «Hay que adaptarlo haya o no concurso de potencia eólica», insistió el consejero de Presidencia.

   La adaptación es «obligada» por su «caducidad temporal», ya que es un documento que finaliza en el año 2011, lo que exige nuevos estudios sobre las energías, renovables y de otro tipo, en la comunidad autónoma.

   Así, serán necesarios estudios para justificar desde el punto de vista técnico «qué fuentes de energía queremos hacer prevalecer en Cantabria durante la segunda década de este siglo».

   La revisión del PLENERCAN también se aborda como consecuencia de la transposición de la Directiva Europea de Energías Renovables, y por su adaptación al Plan Estatal de Energías Renovables 2011-2020, recordó Mediavilla.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés