Soler ve el Plan Solar una «oportunidad» para liderar proyectos en norte de África y pide una regulación «clara»

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Martín Soler, calificó hoy el Plan Solar Mediterráneo como una «oportunidad» para que la industria andaluza lidere proyectos renovables en el norte de África y pidió una regulación «clara» para el desarrollo del sector.

En su intervención en el primer Foro Europeo de la Industria Termosolar, que congregó a más de 150 profesionales, Soler indicó que se trata de un plan «ambicioso» que se encuentra en definición y que permitirá instalar 20.000 megavatios (mW) en la rivera sur del Mediterráneo. «Andalucía como región fronteriza tiene lazos históricos, culturales y económicos con el norte de África», añadió el titular de Innovación, quien recalcó que la Comunidad cuenta con tecnología y empresas para «liderar» proyectos en dicha zona y procurar «el crecimiento de riqueza y empleo».

   El consejero se mostró «comprometido» a que Andalucía permanezca en el puesto de liderazgo en energía termosolar y aseguró que «ninguna región duda hoy de que es el momento de apostar por las renovables». Así, solicitó un marco regulatorio «claro» que dé estabilidad y seguridad al sector, pero también pidió a las empresas una «reflexión conjunta» para hacer el sector financieramente viable ante el rápido crecimiento experimentado.

   «Existen pocos sectores en que las oportunidades de desarrollo y creación de empleo sean tan eficientes y es necesario que la Administración y las empresas trabajen juntos para que la crisis no afecte a las renovables», sentenció el consejero, que advirtió que Andalucía ya está alcanzando casi el 30 por ciento de producción eléctrica a través de renovables.

   Subrayó la apuesta andaluza desde hace años por el desarrollo de un nuevo modelo energético, lo que ha llevado a la Comunidad a convertirse en «referente para las economías con excesiva dependencia y que pretenden una reorientación económica y social».

ENERGÍA PARA UN MILLÓN DE ANDALUCES

   Soler recordó que Andalucía, con la primera central con tecnología de torre comercial del mundo, cuenta ya con 131 mW en funcionamiento, 517 en construcción y otros 50 terminados para conectar a la red, una potencia que permitirá dar energía a más de un millón de personas y evitar la emisión de 560.000 toneladas de CO2 anuales, el equivalente a 260.000 vehículos.

   Así, apuntó al liderazgo andaluz en solar térmica, con más de 561.000 metros cuadrados en paneles; además de las 17 plantas de biomasa, que producen el 51 por ciento del total nacional; y unos 3.000 megavatios (mW) eólicos, donde la región ha vuelto a liderar el aumento estatal de esta potencia por segundo año.

   Además, recordó que en 2010 la región se constituirá como la primera productora de biodiésel en España, con 687.000 toneladas equivalentes a petróleo (tep).

   El presidente de la Asociación Europea de la Energía Solar Termoeléctrica (Estela), José Alfonso Nebrera, indicó que el sector pasa por un momento «delicado, pero interesante» ante la reciente aprobación de las nuevas directivas de renovables europeas que contiene una serie de mecanismos de cooperación que aún no están propuestos a las legislaciones nacionales.

   Así, explicó que el foro inaugurado hoy avanzará en los desafíos y posibles soluciones que esa trasposición planteará para que los mecanismos de cooperación sean «plenamente efectivos» y avanzó que estas directivas permitirán que, por ejemplo, los derechos verdes de las termosolares construidas en España sean sufragados por países del norte, «donde harán más falta para cumplir sus propios objetivos verdes, constituyéndose como una herramienta para hacer viable la financiación del Plan Solar del Mediterráneo»

   «Las plantas que se pueden instalar en Marruecos producirían energía que se exportaría a Europa, utilizando así sus derechos verdes, ya que finalmente todo está interrelacionado», precisó Nebrera.

«IMPOSICIÓN» DE LAS RENOVABLES

   El presidente de la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar), Valeriano Ruiz, indicó que los empresarios se encuentran «a la espera» de que se defina la puesta en marcha del Plan Solar Mediterráneo y las directivas europeas en la materia y se mostró «convencido» de que se trata de un sector que «va hacia adelante y no lo para nadie».

   «Algunos empresarios del sector de la electricidad ven en el desarrollo de las energías renovables un riesgo a sus inversiones, pero esta energía limpia tiene viabilidad científica, técnica y social y se impondrá a la racionalidad a corto plazo que no lleva a ningún sitio», concluyó.

INVERSIONES SEGURAS Y MARCO ESTABLE

   Por su parte, el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), Enrique Jiménez Larrea, subrayó que la estrategia de España pasa por el desarrollo de una planificación energética que otorgue «seguridad» a las inversiones, la puesta en marcha de un marco normativo y económico «estable y flexible», con procedimientos de autorización «reglados y transparentes», así como la apuesta por una industria ligada al sector de las energías limpias.

   En este sentido, aseguró que las energías renovables jugarán un papel «determinante en la revolución tecnológica futura» y, en este marco, «España ha iniciado un camino en el que su apuesta será clave».

   En referencia al Plan Solar Mediterráneo, insistió en que supondrá un punto de encuentro y de desarrollo económico y calificó como «necesario» el establecimiento de un marco de cooperación técnica para la puesta en marcha de proyectos en el Norte de África. «Es fundamental avanzar de forma clara y nítida la cooperación técnica y financiera, porque no hay duda de que se saldrá adelante», añadió.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés