Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

El Alt Empordà recibe con sorpresa y disgusto la propuesta de mapa eólico de Catalunya

El Consejo Comarcal de lAlt Empordà criticó hoy el nuevo mapa eólico de Catalunya, sobre todo porque afecta la cresta de la Albera y porque no respeta la propuesta que el territorio había consensuado. Así, su presidenta, Consol Cantenys, aseguró haber recibido la noticia con «sorpresa».

«No estamos contentos», lamentó. Cantenys se mostró disgustada, pero convencida de que la propuesta presentada por el Consejo Comarcal, el ayuntamiento de Figueres y el Cilma –con generadores junto a la AP-7– es la «válida». «Seguiremos defendiendo esta idea y lucharemos por ella, ya que estamos muy convencidos de ella», aclaró.

   La presidenta del Consejo Comarcal explicó, en declaraciones a Europa Press, que antes de tomar ninguna decisión estudiarán a fondo el mapa que la Generalitat presentó, y que acabarán de decidir hacia dónde llevarán sus actuaciones en el próximo consejo de alcaldes, convocado para el martes que viene.

   «Queremos valorar cuál es la opinión de los alcaldes, si siguen apostando por la idea del Consejo o en cambio prefieren la de la Generalitat», matizó. De todos modos, Cantenys se mostró esperanzada con la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Govern. «Espero que se escuche al territorio», manifestó.

   El informe con el que trabaja el Consejo Comarcal lo elaboró el Instituto Cerdà, y en él se evaluaron las zonas de implantación y el potencial energético, y se propuso un modelo de gestión que permitiera a las administraciones locales proponer un escenario de desarrollo de la energía eólica en la comarca.

   Así, desde el Consejo se considera necesario buscar el equilibrio entre las necesidades energéticas y la protección del paisaje, y que la mejor zona para la localización de los parques eólicos tendría que limitar al centro norte de la comarca, aprovechando el corredor de la AP-7.

   Este proyecto considera que el número de aerogeneradores posibles en el sector podría ser de 71 a 97, con una potencia de 195 a 265 MW. Evidentemente, el modelo de gestión tendría que ser consensuado. Además, el estudio contempla la implantación de la energía mini eólica en la ciudad de Figueres para completar la gran eólica.

   Por su parte, la Generalitat propone que la zona del Alt Empordà sólo pueda instalar nuevos parques eólicos hasta 2015 en un área que comprende los municipios de Agullana, Cantallops, Capmany, Espolla, La Jonquera, Masarac y Sant Climent Sescebes, con una potencia total de 200 MW. Los mini parques sí se podrán ubicar en otros lugares, siempre y cuando reciban el visto bueno de la administración catalana.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés