Actualizar

martes, enero 31, 2023

El 67% de la energía eléctrica que consume Aragón proviene de sus fuentes renovables

El 67 por ciento de la energía eléctrica que consumen los ciudadanos y las empresas radicadas en Aragón proviene de las fuentes renovables explotadas en la propia región, según indicó este jueves la directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Pilar Molinero, quien compareció ante la Comisión de Industria de las Cortes de Aragón.

En su intervención, Pilar Molinero explicó que Aragón produce anualmente 7.700 megawatios de energía eléctrica, de los que 1.577 provienen de 100 centrales eléctricas y otros 1.347 megawatios son producidos en las tres centrales térmicas de carbón radicadas en la comunidad. La mitad de la energía producida es de fuentes renovables.

   Además, se producen 558 megawatios en 50 centrales de cogeneración industrial; 1.781 megawatios en tres centrales de ciclo combinado y 1.773 megawatios en 72 parques eólicos, así como otros 118 en más de 1.000 huertos solares, casi todos creados en los dos últimos años.

   Pilar Molinero señaló que el consumo energético se ha reducido en 10.000 toneladas equivalentes de petróleo y se han dejado de emitir 35.000 toneladas de CO2, por año, gracias a las medidas de ahorro energético apoyadas por el Gobierno autónomo.

   Molinero explicó que desde 2007 hay cuatro instalaciones dedicadas a la producción de energía con biocombustible, ubicadas en Alcalá de Gurrea, Altorricón, Monzón y Albalate del Arzobispo.

   La directora general indicó que el Gobierno autónomo pretende «consolidar» el carácter «exportador» de la Comunidad Autónoma en esta materia y comentó que el 60 por ciento de la energía que se produce se exporta.

   La también responsable de Minas avisó de que «no podemos crecer» en producción de energías si no es con la «viabilidad» económica y ambiental oportuna y añadió que el Plan Energético apuesta por una «estrategia» de este tipo.

   Pilar Molinero prosiguió afirmando que es preciso «facilitar» la «salida hacia otras regiones» de la energía producida en Aragón y apostó por realizar «una adecuada planificación» tanto de las redes de transporte como las de distribución a corto, medio y largo plazo, ya que estas infraestructuras requieren un tiempo para su construcción.

   La directora general indicó que la planificación tiene que ser siempre «flexible y dinámica», tras lo que señaló que el Plan Energético pretende dar cabida a la iniciativa privada «para que aproveche las oportunidades», todo ello en un contexto de liberalización de los mercados de producción y consumo de energía de España.

   La directora general explicó que entre 2007 y 2009 la Comunidad Autónoma ha formalizado con las cuatro operadoras energéticas un total de 253 obras por valor de 29.500.000 euros que fueron subvencionadas con cinco millones de euros.

   La responsable de Energía y Minas dijo que el Gobierno de Aragón ha actuado, desde el inicio de la presente legislatura, en 2007, sobre las redes de transporte de energía eléctrica en cuatro puntos, como son la subestación de Fuendetodos (Zaragoza), la repotenciación de la línea entre Magallón y Entrerríos, la variante para salvar la presa de La Loteta y la reforma de la línea Gurrea de Gállego- Urrea de Gaén.

   El Gobierno autónomo está tramitando 16 expedientes como la línea Jalón-Los Vientos, María-Fuendetodos, María-Plaza y Calamocha-Mezquita de Jarque, todas con un máximo de 220 kilovoltios, continuó.

   El Ministerio de Industria, titular de las licencias de infraestructuras de transporte de 400 kilovoltios, está tramitando las líneas Fuendetodos-Mezquita, Mezquita-Platea y la Mudéjar-Morella.

   Pilar Molinero indicó que las 34 obras de transporte de gas han costado 13 millones, de los que han recibido más de dos millones en subvenciones de la Comunidad Autónoma y otros ocho de la Comunidad Autónoma. Así, 18 nuevos municipios se han incorporado al uso doméstico del gas natural, beneficiándose casi 23.000 ciudadanos.

GRUPOS

   Al respecto, el diputado de IU, Adolfo Barrena, recordó que el energético es «un sector estratégico» y en Aragón «es una de las actividades de más impacto y más presencia», tras lo que apostó por impulsar las energías renovables.

   Barrena señaló que «aunque se dice que se ha liberalizado el sector eléctrico no es cierto» y, de hecho, continúan dirigiendo el sector «cuatro o cinco multinacionales».

   Respecto al sector eólico, Barrena opinó que pueden estar saturadas las líneas de evacuación, falta normativa autonómica y no se han concedido autorizaciones nuevas desde 2004.

   El portavoz económico de CHA, Chesús Yuste, recomendó «apostar por las energías renovables», criticó que Aragón haya pasado de ser la segunda comunidad autónoma en producción de energía renovable a ser la quinta y pronosticó que este año podría ocupar el noveno puesto.

   Yuste criticó la «pasividad» e «inacción» del Gobierno autónomo y consideró que «no es normal» que el Decreto que regula el procedimiento de concesión de autorizaciones del sector eólico esté pendiente de ser aprobado desde hace tres años.

   El regionalista Javier Callau aplaudió la intervención de la directora general y recordó que en la red eléctrica se ha atendido a 23.000 usuarios nuevos, «lo que da una idea clara de la importancia que tiene el sector».

   El portavoz del PP en Industria, José Ignacio Senao, dijo que la intervención de la directora general ofrecía un panorama similar al de «Alicia en el país de las maravillas» y dudó de que vaya a aumentar la producción eléctrica de Aragón por los problemas con el carbón y porque «estamos parados, varados, paralizados» en el sector de las energías renovables.

   El socialista José Ramón Ibáñez manifestó su apoyo a la directora general y apostó por «hacer de Aragón un sitio donde se pueda seguir produciendo energía» y los ciudadanos y la empresas tengan la energía «en el momento en que se necesita».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés