Archimede abre la primera planta solar de sales fundidas que produce energía por la noche

Sicilia acaba de anunciar la apertura de la primera planta del mundo de energía solar concentrada (ESC) que utiliza sales fundidas como medio de captación de calor. La sal fundida puede alcanzar temperaturas muy altas (hasta 550º) y puede soportar más calor que el aceite sintético (390º) utilizado en otras plantas fotovoltaicas. Además, la planta es capaz de seguir produciendo electricidad aún después de la puesta del sol.

Mientras que los paneles solares fotovoltaicos producen la electricidad directamente de la luz solar, las plantas de energía solar concentrada utilizan espejos para concentrar la luz y generar altas temperaturas para impulsar la turbina que produce la electricidad. Las plantas ESC han existido durante muchos años, pero la planta de Archimede Solar Energy es el primer caso de una instalación que utiliza sales fundidas como medio de generación.

El calor de la sal fundida se utiliza para hervir el agua y activar las turbinas, al igual que otras plantas de combustibles fósiles. Las plantas de ESC usan el mismo tipo de turbinas de vapor que las tradicionales plantas eléctricas a combustible fósiles. Por ello, este sistema podría ser un complemento para dichas centrales eléctricas con ESC o incluso les permitiría pasar a la tecnología para producción de energía limpia.

De hecho, una planta de energía solar termodinámica con sales fundidas produce energía sin emisiones o contaminación, y no hace uso de materiales tóxicos o peligrosos. En particular, el fluido vector es un fertilizante común que se utiliza ampliamente en la agricultura.

- Advertisement -

Algunas plantas de ESC existentes utilizan el almacenamiento de sales fundidas con el fin de mejorar su operatividad, pero los colectores se basan en el petróleo como medio para obtener calor. Ello requiere dos sistemas de transferencia de ese calor (uno para el aceite hacia las sales fundidas, y el otro para las sales fundidas al vapor), lo que aumenta la complejidad y disminuye la eficiencia del sistema. Las sales utilizadas en el nuevo sistema también son favorables al medio ambiente, a diferencia de los aceites sintéticos utilizados en otros sistemas ESC.

Dado que las sales fundidas se solidifican en torno a 218º, el sistema necesita mantener el calor suficiente para evitar agarrotamiento durante los períodos de luz solar reducida. Los tubos receptores en la instalación Archimede están diseñados para maximizar la captación de la energía y minimizar las emisiones con una carcasa de vacío que permite que el sistema funcione a las altas temperaturas requeridas por las sales fundidas. Gracias al uso de esas temperaturas elevadas mediante sales fundidas, en lugar de petróleo, la planta es capaz de mantener la capacidad productora tras la puesta del sol, permitiendo que continúe la generación de energía durante la noche.

La planta Archimede tiene una capacidad de 5 megavatios con un campo de 30.000 metros cuadrados de espejos y casi 5.000 metros de tuberías colectoras de calor para la sal fundida. El costo inicial de la planta ha sido de unos 60 millones de euros.

http://www.ecogaia.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés