Los eólicos apoyan el céntimo verde y esperan que Industria cumpla lo pactado sobre la regulación

El presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), José Donoso, se ha mostrado partidario de aplicar fórmulas como «el mal llamado céntimo verde» en las que el sector de los carburantes de automoción asuma parte del coste del desarrollo de las renovables.

«Lo valoramos positivamente y es una de las salidas a la situación actual», afirmó Donoso a la prensa tras la presentación del Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España, elaborado por Deloitte.

   Si bien la propuesta de aplicar una tasa ‘verde’ a los carburantes no procede de la AEE, «el principio general de compartir el coste de las renovables parece adecuado», afirmó Donoso.

   Junto a esto, el presidente de la AEE expresó su confianza en que, a pesar del retraso, la nueva legislación eólica se apruebe, al menos en lo referido al recorte de primas, según lo pactado antes de agosto con el Ministerio de Industria.

   Donoso explicó que en la actualidad el Consejo de Estado examina dos normas. En la primera de ellas, sobre aspectos como los nuevos prototipos, se incluye una nueva formulación acerca de la energía reactiva que tendrá un efecto negativo de 60 millones para el sector.

   En la segunda, sobre las primas a la eólica, la AEE «espera que no se recoja un recorte mayor», ya que esta medida vulneraría «el principio de la seguridad jurídica». La Comisión Nacional de la Energía (CNE) calcula que el recorte rondará los 100 millones.

«EXIGENCIAS» DE LAS CCAA.

   Por otro lado, el presidente de la AEE criticó las «excesivas exigencias» y «trabas burocráticas» presentadas por las comunidades autónomas en cada uno de los concursos eólicos regionales. Por este motivo, pidió «coherencia» y unas condiciones que garanticen que las inversiones tengan una retribución suficiente.

   La AEE recuerda que algunos estudios sitúan a España como segundo país europeo con mayores restricciones a la inversión en eólica y cita como principales problemas del sector la inertidumbre regulatoria, la crisis económica, los problemas para acceder al crédito, las barreras administrativas y la entrada de nuevos competidores extranjeros de bajo coste.

   Donoso indicó además que al cierre de 2010 la potencia eólica en España habrá alcanzado los 20.150 megavatios (MW), que son los recogidos en el objetivo del real decreto 661/2007. Para ello, se habrán instalado durante el ejercicio unos 1.500 MW nuevos.

CONTRIBUCIÓN AL PIB.

   Según el estudio de Deloitte, el sector eólico aportó en 2009 un total de 3.207 al Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone un descensos del 15,7% con respecto al ejercicio anterior. Durante el año, el sector perdió más de 5.000 empleos y redujo su aportación al PIB al 0,34%.

   El sector aportó cinco veces más de los 1.577 millones que recibió en primas. En concreto, exportó por 2.104 millones, contribuyó con 3.207 millones al PIB, evitó emisiones de CO2 por 270 millones, ahorro importaciones fósiles por 1.541 millones, invirtió 156 millones en I+D y aportó 213 millones a la balanza fiscal. Además, dio empleo a 35.719 trabajadores.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés