Centrales eléctricas termosolares en el mundo. Perspectivas

Me parece éste un buen momento para reflexionar sobre el futuro de las tecnologías solares termoeléctricas.

Nos llegan buenas noticias de todo el mundo en el sentido de que en Estados Unidos, India, China, Norte de África, Países Árabes, Australia, etc. se plantean hacer centrales eléctricas termosolares. En algunos casos esos deseos pueden quedarse en eso, en deseos, o frustrarse por avatares que pueden cambiar el rumbo de los planteamientos políticos de los gobernantes.

En cualquier caso, esperamos que una gran parte de estas iniciativas saldrán adelante. De hecho, ya se ha iniciado la construcción de varias centrales en todo el mundo. Además de en España, claro.

Y en la mayor parte de ellas son las empresas españolas las que están involucradas aunque no en exclusiva, como es lógico toda vez que una central eléctrica termosolar lleva una gran diversidad de elementos, tanto los específicos solares (espejos, receptores, seguidores, sistemas de control, etc.) como otros convencionales (turbinas, intercambiadores de calor, bombas, etc.) que se fabrican en diferentes lugares del mundo. Algunos en España, pero no todos. Lo que si es cierto es que las centrales las construyen nuestras empresas; sencillamente porque son las que saben hacerlo.

Por lo que se refiere a nuestro país conviene poner tranquilidad, a todos los niveles. El acuerdo alcanzado por nuestro sector con el Ministerio en el mes de Julio lleva camino de cumplirse y no tenemos dudas de que así será. Solo hay cuestiones temporales y de matiz que deben resolverse positivamente y que, mientras tanto, están requiriendo importantes compromisos económicos y esfuerzos complementarios por parte de las empresas. De esa manera, y hasta el 2013, la situación quedará aclarada.

El problema es ir preparando el futuro y para eso confiamos en todos pero principalmente en las empresas del sector que sabrán poner las condiciones para avanzar en las mejoras que son necesarias: aumento del rendimiento, disminución de costes, aumento de la gobernabilidad y de la fiabilidad, etc. Y sabremos aprovechar el tiempo que tenemos por delante, las centrales que se están construyendo y las que se van a construir en lo inmediato, en las que se está adquiriendo una experiencia insustituible. Por supuesto, nuestros centros tecnológicos seguirán colaborando en esa tarea; además de ir asomándose a un futuro más lejano con nuevas propuestas de centrales más competitivas con las convencionales.

Valeriano Ruiz Hernández
Presidente de Protermosolar

http://www.protermosolar.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés