Un proyecto eólico logra que China y EE.UU. se pongan de acuerdo

Recientemente, las tensiones entre Estados Unidos y China se dispararon cuando el gobierno de Obama anunció que investigaría las quejas sobre una política comercial desleal en China relacionada con las energías renovables. Sin embargo, un polémico proyecto de parque eólico en Texas podría ofrecer un modelo para una mayor cooperación. Éste está teniendo éxito porque la fabricación de cientos de turbinas de viento será dividida entre los dos países.

El proyecto eólico de 600 megavatios, fue anunciado el año pasado por inversores en China y los Estados Unidos. Éste incluye la construcción de unas 300 turbinas de viento y obtendrá financiación de bancos chinos y de la Ley de Recuperación de EE.UU de 2009.

Varios senadores de EE.UU. echaron el grito al cielo al ser informados sobre el proyecto, quejándose de que la mayoría de los puestos de trabajo creados serían en China, donde se llevaría a cabo la construcción de las turbinas. El proyecto se convirtió en un punto importante para la oposición a la ley de estímulo, provocando que los senadores exigieran la congelación de las inversiones hasta que se aprobara una nueva ley que requiriera que todos los proyectos de energía renovable financiados usaran equipamientos fabricados en los Estados Unidos.

Desde entonces, las tensiones entre Estados Unidos y China sobre proyectos de energía han escalado, llegando recientemente a su punto máximo cuando el sindicato United Steelworkers presentó una queja formal sobre los subsidios pagados por el gobierno a las empresas de energía chinas y otras políticas que aseguró violaban los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio. El mes pasado, la administración de Obama acordó investigar la denuncia, un paso necesario para que sea oficialmente presentada ante la OMC. Este movimiento atrajo una reacción de protesta de los funcionarios chinos, que afirmaron que los subsidios chinos fueron igualados por los subsidios otorgados por el gobierno de EE.UU..

- Advertisement -

Sin embargo, al mismo tiempo que el sindicato United Steelworkers estaba formulando su queja, también estaba trabajando en un acuerdo que despejaría el camino para que el parque eólico de Texas pudiera avanzar–un acuerdo que sugiere que China y los Estados Unidos pueden trabajar juntos para ayudar a ampliar la producción de energías renovables y reducir los costes.

El plan original determinaba que todas las turbinas eólicas fueran fabricadas en China, y después se enviaran a los EE.UU. para su instalación. Un acuerdo de este tipo podría crear miles de puestos de trabajo en China, y sólo unos pocos centenares en los Estados Unidos. Si bien la mayor parte de la financiación para este proyecto proviene de China, los líderes del proyecto dejaron claro que el éxito del proyecto dependía de la ayuda de la Ley de Recuperación–con varios informes que sugieren que alrededor del 30 por ciento de la financiación podría proceder de las subvenciones de estímulo.

Fuente: http://my.technologyreview.com/http://www.argentinaeolica.org.ar

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés