El informe de FAES para Rajoy apuesta por la energía nuclear y una revisión de ayudas a renovables y al carbón nacional

El informe sobre el sistema energético español que la Fundación FAES ha entregado al líder del PP, Mariano Rajoy, defiende hacer una apuesta clara por la energía nuclear, como están haciendo muchos países europeos; revisar la política de subvenciones a las energías renovables y al carbón nacional; fomentar la competencia en el mercado eléctrico español y mejorar la política de competencia en la distribución de hidrocarburos.

Así lo ha adelantado a Europa Press el secretario general de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) y diputado del PP, Jaime García-Legaz, que ha confirmado que ese documento –aún en fase de borrador y que publicarán en enero– recoge las líneas básicas de cómo debería ser la política energética en España en los próximos años.

   García-Legaz ha calificado de «insulto a la inteligencia de cualquier persona» que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero culpe a los gobiernos del PP de la subida de la tarifa eléctrica del 9,8 por ciento aprobada el lunes.

   «Eso es rotundamente falso. Esa afirmación ha producido sonrojo en todo el sector energético porque es una falsedad total y absoluta y una forma de intentar eludir las responsabilidades, que sólo son del Gobierno del PSOE», ha recalcado.

- Advertisement -

   El diputado del PP ha asegurado que la subida de la luz desde el año 2004 «es consecuencia del cambio de política energética» que se produjo ese mismo año, en el que se decidió «apostar masivamente por las fuentes más caras» y «cerrar todo el parque nuclear», sin querer extender la vida útil a centrales como la de Santa María de Garoña.

   A su entender, prescindir de la energía nuclear como ha hecho el Ejecutivo y sustituir la aportación nuclear por las energías renovables «más caras» –como la fotovoltaica– y por el carbón nacional «para tener contentos a los sindicatos de León y otros sitios», «pues al final, eso se paga». Además, ha criticado que el Gobierno no haya hecho reformas para que haya más competencia en el mercado eléctrico.

   «Y la subida del recibo de la luz es la consecuencia de haber generado un déficit de tarifa, es decir, una diferencia entre lo que cuesta la energía y lo que realmente se paga por ella, del orden de 6.000 millones de euros al año», ha explicado.

PROPUESTAS QUE PLANTEA FAES.

   Dicho esto, el secretario general de FAES ha adelantado algunas de las soluciones que plantean en su informe, en el que han trabajado durante un año con expertos del sector. La primera, revisar «completamente» las políticas de primas o subvenciones a las energías renovables.

  «Eso hay que reconsiderarlo por completo porque no podemos seguir destinando unas subvenciones multimillonarias a la energía renovable. Una cosa es apostar por la energía renovable y otra hacerlo a cualquier precio, y a cualquier precio no puede ser», ha enfatizado.

   En segundo lugar, ha defendido que «se limite la incorporación al sistema de más fuente renovable cara, como fotovoltaica y termosolar». Igualmente ha dicho que hay que «revisar la política de subvenciones al carbón nacional» y «apostar clarísimamente por la energía nuclear» como está haciendo el resto de Europa.

   En el documento, ha proseguido, se plantea además la necesidad de hacer reformas para incorporar competencia «de verdad y completa en el mercado eléctrico español», así como una mejora de la política de competencia en la distribución de hidrocarburos. «No puede ser que las gasolinas hayan subido de forma dramática en los últimos meses, muy por encima de lo que ha subido el coste del precio internacional del petróleo», ha agregado.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés