Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

La Junta de Extremadura pide al Gobierno central un nuevo marco regulatorio para las energías eólica y termosolar

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, ha reclamado al Gobierno central un nuevo marco regulatorio para las energías eólica y termosolar.

En concreto, ha aprovechado la presencia del director general de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Antonio Hernández García, en el acto inaugural de una planta termosolar en Torre de Miguel Sesmero (Badajoz), para transmitirle la petición del Gobierno de Extremadura de que 2011 «sea el año» en que se tenga «una nueva regulación para la energía eólica y termosolar, más allá de los años 2012 y 2013, respectivamente, en los que las condiciones están ya perfectamente definidas».

   Durante la inauguración de la planta termosolar Extresol-2, ha destacado también que el sector invertirá en Extremadura alrededor de 8.000 millones de euros, en el quinquenio 2010 y 2015, «algo inimaginable hace tan solo cuatro años», y ha cuestionado además la «intensidad» con que el PP «apoya» las energías renovables.

   En su opinión, habría que pedirle a quien se considera la alternativa del Gobierno que pusiera sobre la mesa su propia alternativa en el campo de las energías renovables, porque «decir que se apoya está muy bien, pero, personalmente, echo en falta que la oposición no vaya más allá y diga cómo se apoya, con qué intensidad, con qué características concretas y con qué marco regulatorio. Eso es lo que no se dice, mientras que, desde Extremadura, somos muy claros transmitiendo nuestras posturas», ha señalado.

   En este sentido, Navarro ha reiterado su «total conformidad» con el Gobierno respecto del ajuste temporal en la retribución que sufrirán las plantas fotovoltaicas durante los años 2011, 2012 y 2013, y la «discrepancia puntual» en cuanto a la limitación horaria, «igual» para todas las comunidades.

REALIDAD DE PROYECTOS

   En su intervención en la inauguración de Extresol-2, el consejero ha manifestado compartir con el alcalde de Torre de Miguel Sesmero, José Navarrete, su «satisfacción» por la puesta en funcionamiento de una nueva planta termoeléctrica en la región, promovida en este caso por el Grupo de Servicios de ACS, con una potencia de 50 megavatios, por lo que Extremadura alcanza en la actualidad 300 megavatios de potencia instalada y funcionando en esta tecnología, algo que ‘parecía inalcanzable’ hace unos años.

   «Si echamos la vista atrás, vemos que todos los proyectos que había de energía renovable al principio de la legislatura, hace sólo cuatro años, eran básicamente proyectos en papel, hoy es una realidad que podemos tocar con la mano», ha señalado.

   Sobre este respecto, ha añadido que «n 2007 partíamos de 8 Mw de energía fotovoltaica, hoy estamos en los 490 megavatios, mientras que en termosolar, que arrancábamos de cero, hoy hemos alcanzado 300 megavatios. Y en 2013 cuando España llegue a los 2.300 Mw, el 40 por ciento estará en Extremadura».

   «Hemos conseguido un objetivo que hace unos años pudiera parecer un  sueño: en 2010 el cien por cien del consumo de energía eléctrica fue atendido por las energías renovables, si consideramos a Extremadura como una unidad de producción y de consumo, fue un año hidrológico bueno, pero en 2011 también tendremos el 100% de cobertura con fuentes renovables», ha dicho el consejero.

EMPLEO

   Por otra parte, José Luis Navarro ha destacado que la construcción de estas plantas, que parte de la iniciativa privada, llevan asociadas cosas «muy importantes», como las inversiones que, al final, se traducen en empleo.

   Según sus estimaciones, entre los años 2010 y 2015, la energía termosolar habrá generado alrededor de 12.000 puestos de trabajo durante su construcción, y 1.500 fijos, por lo que «hay que agradecer a empresas como ACS que inviertan en Extremadura, porque están generando riqueza y dinamizando el sector empresarial».

   Extresol-2 es la segunda planta termosolar que el Grupo ACS pone en funcionamiento en Torre de Miguel Sesmero. Actualmente, ACS construye una tercera planta que utiliza tecnología cilindro-parabólica y posee unos tanques de almacenamiento de sales fundidas que permiten continuar con la generación durante siete horas y media tras la puesta de sol.

   Según ha indicado el presidente de ACS Servicios, Eugenio Llorente, la planta evitará la emisión de 149.500 toneladas de CO2 al año y la producción de energía eléctrica abastecería a 45.000 hogares.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés