Industria ve con optimismo «moderado» el futuro de Renault y Nissan en Castilla y León

El director general de Industria del Ministerio, Jesús Candil, ha calificado de «moderadamente optimista» el futuro de las plantas de Renault y Nissan en Castilla y León y ha supeditado el de las instalaciones de Iveco en Valladolid a las labores a desarrollar por parte de los sindicatos y de los gobiernos autonómico y central.

Candil, que ha participado en Valladolid en la jornada ‘Modelo de Cooperación para la Implantación del Vehículo Eléctrico’ organizada por la Fundación Perspectivas, reiteró el «moderado optimismo» que el Ministerio tiene acerca del futuro del sector de la automoción en la Comunidad a medio y largo plazo, punto en el que recalcó que Renault tiene «asegurado» su futuro en Valladolid, con cerca de 100.000 turismos fabricados el pasado año, y Palencia, donde ha producido 260.00 vehículos Megane.

   En el caso de la planta de Nissan de Ávila, con casi 14.000 vehículos, el director general de Industria se refirió al acuerdo alcanzado entre la empresa y los representantes de los trabajadores con el apoyo de los gobiernos central y regional que permitió «despejar» los problemas y crear «un horizonte absolutamente tranquilo» de cara al futuro.

   «Un pelín más complicado», a su juicio, lo tiene la planta de Iveco en Valladolid, que pese al incremento de la demanda registrado precisa de la asignación de un nuevo modelo, aspecto «absolutamente imprescindible» para que esta firma alcance el mismo nivel de estabilidad que las dos ya mencionadas.

- Advertisement -

   En este sentido, se mostró «convencido» de que la capacidad de los sindicatos con representación en el sector, junto al trabajo «coordinado» por parte de las administraciones, posibilitará que en un plazo de tiempo «razonable» Iveco tenga su futuro «absolutamente despejado».

   El panorama de este sector industrial en la Comunidad, «preferente» para el Gobierno y considerado «la joya de la corona» industrial de Castilla y León «sin ningún tipo de dudas», es «moderadamente optimista» para el director general de Industria, quien cifró en casi el 25 por ciento del PIB industrial el peso de la automoción, que representa el 50 por ciento de las exportaciones y que mantiene casi 30.000 empleos directos, además de facturar 11.000 millones.

   Este sector, que en los últimos tres años ha recibido inversiones directas por valor de más de 1.300 millones por parte del Gobierno central, aglutina además, en el caso de Castilla y León, a 115 empresas de componentes, algunas de ellas «tan importantes» como grupo Antolín, «de talla mundial», o Ficosa, que se encuentran en «muy buenas condiciones de actividad» teniendo en cuenta la situación económica mundial de los últimos años.

   Por ello, consideró «obligatorio» el trabajo conjunto de las administraciones central y regional en pro del mantenimiento de la competitividad en estas plantas que, reiteró, tienen «a largo plazo» su capacidad de producción en condiciones «estimables» gracias a los acuerdos firmados entre compañías y sindicatos con apoyo administrativo.

INTRODUCCIÓN «LENTA» DEL ELÉCTRICO

   En referencia a la implantación del vehículo eléctrico en España Jesús Candil, quien pronunció la conferencia ‘El Vehículo Eléctrico y el Futuro de la Automoción’, aseguró que la introducción será «progresiva»: lenta al inicio y «uniformemente acelerada» a continuación.

   El director general de Industria, quien enmarcó la puesta en marcha del coche eléctrico en la «bajada importantísima» de la producción en otros países y que, por otra parte, ha permitido que España suba un escalón hasta el segundo puesto europeo de producción, resaltó el estado «muy desarrollado» de la tecnología vinculada a estos vehículos que, en el caso de Renault en Valladolid, se plasma en una cadena de montaje con capacidad para 20.000 vehículos.

   España pretende, en su condición de «gran país productor», estar en las «mejores condiciones de salida» para el momento en que se produzca la «eclosión», razón por la que, explicó, en próximas fechas se publicarán los reales decretos que recogen los incentivos directos de 6.000 euros para la adquisición de estos vehículos, la creación de tarifas «muy baratas» en determinadas horas para realizar la carga y de la figura del «gestor de carga».

   Tras recordar que esta tecnología pretende paliar los problemas derivados de la dependencia del petróleo y de los efectos medioambientales de su combustión, Candil destacó la relación que, por medio del vehículo eléctrico, se establece entre las energías renovables y la movilidad y ensalzó sus aportaciones en el terreno industrial, energético y en el de las TIC.

   Asimismo, el director general de Industria reiteró que en el año 2014 se pretende alcanzar el «ambicioso» objetivo de contar con 250.0000 vehículos eléctricos en España.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés