Actualizar

sábado, enero 28, 2023

Las centrales termosolares andaluzas crean 16.000 empleos en su construcción y más de 500 directos

La Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar) ha avanzado que las ocho centrales termosolares andaluzas, con 331 megavatios (mW) de potencia, han creado alrededor de 16.000 puestos de trabajo en la industria y en su construcción durante dos años, además de generar un total de 530 empleos directos.

En una nota, Protermosolar explica que el sector de la energía solar termoeléctrica está siendo «uno de los pocos con capacidad de creación de empleo en Andalucía desde el estallido de la crisis, que ha dejado en la Comunidad casi 1,2 millones de parados, un 29,7 por ciento de la población activa. Además, recuerda que en 2010 «se destruyeron 45.000 puestos de trabajo en Andalucía y 35.000 en lo que va de año, con la industria como sector más afectado».

   En este contexto, señala que las ocho centrales termosolares ya plenamente operativas han contribuido a «paliar la lacra del desempleo» en los municipios donde se ubican y también, «por su efecto multiplicador», en numerosas zonas de España donde se fabrican los componentes utilizados en estas plantas, un 80 por ciento de los mismos de tecnología nacional.

   Así, menciona que existen cinco centrales en la provincia de Sevilla, todas ellas en Sanlúcar la Mayor, con 181 megavatios (mW) de potencia; dos instalaciones en Aldeire (Granada), con 100 mW; y una en Palma del Río en Córdoba, con 50 mW.

   «Gracias a los desarrollos propios en este sector energético de vanguardia, España ocupa una indiscutida posición de liderazgo mundial termosolar», sentencian desde Protermosolar.

   La asociación afirma que una central termosolar de 50 mW, la habituales en España, emplea durante los dos años que dura su construcción a unos 500 trabajadores al año como media, «ya que en la práctica lo normal es que no se interrumpa el ritmo de actividad con el fin de ejecutar el proyecto en el plazo estipulado y sin demoras».

   Además, señala que el influjo de la central se extiende a todas las labores de ingeniería precisas para la fabricación de los elementos (estructuras, espejos, cableado, tubos) que la componen, lo que supone una carga de trabajo para otras 700 personas al año durante el bienio que dura su ejecución.

   «Una vez finalizada la construcción de la central termosolar se precisa de una media de 80 personas de forma permanente para las labores de operación y mantenimiento, por lo que se trata de empleos directos asociados a la planta», continúa.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés