El San Francisco de Paula de Alcalá de Guadaíra analizará el uso de energías renovables

El Complejo de Formación San Francisco de Paula de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) se ha convertido en un edificio destinado al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que ha incorporado, además, el estudio, la aplicación y el uso de las energías renovables como «elemento innovador y diferenciador».

Según ha destacado el Consistorio alcalareño en un comunicado, esta incorporación de servicios de nuevas tecnologías y energías renovables se ha producido gracias al desarrollo de la escuela taller ‘Genera’, que ha formado a 24 alumnos en instalación de equipos de energías renovables y de sistemas de comunicación, dotando al mismo tiempo al edificio de estos servicios.

   De esta manera, el objetivo municipal es que estas infraestructuras –que «responden a la política basada en la responsabilidad y la sostenibilidad»– convivan en dicho centro con la formación en los oficios tradicionales, la administración y los servicios a empresas, «especialmente en las demandas de empleo del mercado de trabajo, como hasta ahora».

   Concretamente, se han acometido los trabajos de acondicionamiento y mejora de las instalaciones de electricidad y de comunicaciones, de forma que se ha permitido que se instalen nuevos espacios para el uso de la informática y de Internet en el edificio y en las naves anexas.

   Además, el Ayuntamiento ha resaltado que se han realizado «labores que mejoran la eficiencia energética de las instalaciones, creando un parque didáctico de energías renovables que supone una doble inversión; por un lado, formación del alumnado en este sector, y, por otro, utilización de placas solares como ahorro energético».

   Al hilo de ello, el Consistorio ha reivindicado que es «consciente» tanto de la «importancia» del acceso a las nuevas tecnologías como de «la necesidad de compromiso por parte de las administraciones para llevar a cabo políticas de sostenibilidad, no sólo por la responsabilidad social en ambos casos, sino también porque son sectores generadores de actividad productiva y propulsores de creación de nuevos empleos, que, al fin y al cabo, es el principal motor de las acciones públicas».

   Para potenciar la creación de empleo, se insiste en la capacitación de los alumnos a través de la formación, «proporcionando no sólo conocimientos en cada campo, sino, además, formación transversal y titulación académica certificada».

   Así, los alumnos de la escuela taller han obtenido como resultados no sólo la formación teórico-práctica de cada oficio, sino «una amplia formación complementaria en prevención de riesgos laborales, sensibilización medioambiental, orientación laboral, igualdad de género y colectivos desfavorecidos».

   Dicha actividad ha servido, asimismo, para proporcionar a dichos usuarios las titulaciones de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), además de los diplomas sobre ‘Curso Específico de Fibra Óptica’, ‘Curso de Mantenimiento de Equipos Informáticos’, ‘Curso de Redes LAN’, ‘Curso de Energía de la Radiación Solar’, ‘Curso de Termografía’, y ‘Curso de Prevención de Riesgos Laborales en Fotovoltaica y Términa’.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés