Google es verde

Google acaba de hacer una inversión de 94 millones de dólares en cuatro proyectos fotovoltaicos diferentes. De este modo, la compañía aumenta su portfolio de inversiones en energías limpias hasta los 914 millones de dólares.

Este nuevo acuerdo, firmado junto a KKR y Recurrent Energy, ayudará a la creación de plantas eléctricas cuya producción será destinada a la red eléctrica, en lugar de a hogares individuales. La capacidad total del mismo será de 88 MW, el equivalente a la electricidad consumida por 13.000 hogares.

“Creemos que invertir en el sector de las energías renovables tiene sentido como negocio y esperamos que los proyectos de energías limpias continúen atrayendo nuevas fuentes de capital para ayudar al mundo a moverse hacia un futuro de energía más sostenible”, explicó Axel Martínez, tesorero de Google, en el blog de la compañía.

Desde que comenzó 2011, Google ha invertido más de 880 millones de dólares en este tipo de proyectos. Y muchos de ellos, aseguran, no sólo producen ya una cantidad importante de energía limpia, sino también beneficios financieros importantes.

- Advertisement -

De este modo, la compañía ya puede proporcionar 1,7 GW de energía y electricidad (el equivalente a lo utilizado por unos 350.000 hogares) a través de sus inversiones.

Así, por ejemplo, en junio Google invirtió 280 millones de dólares en financiar proyectos solares residenciales, con el fin de hacer que este tipo de energía sea más accesible. Gracias a esta inversión, SolarCity pudo ofrecer la opción de contratar estos servicios a 8.000 clientes adicionales mediante leasing y otro tipo de acuerdos.

El funcionamiento de este tipo de financiación es sencillo: Google paga el sistema y, a cambio, recibe un porcentaje del contrato de arrendamiento que el usuario hace a SolarCity. De este modo, se eliminan barreras para los clientes, que no podrían afrontar el pago ellos solos y no considerarían pasarse a sistemas más verdes.

Pero eso no es todo. Google también ha realizado inversiones en compañías como Brightsource (178 millones de dólares para un proyecto que utiliza energía solar y que comenzará a funcionar en el desierto de Mojave en 2013), Alta Wind (157 millones de dólares para otro proyecto localizado en este desierto, aunque en este caso de energía eólica) o Shepherd’s Flat (100 millones de dólares para la granja eólica más grande del mundo); todos ellos proyectos destinados a mejorar la salud del planeta, pero sin olvidar el negocio.

www.centrodeinnovacionbbva.comINNOVAticias.com – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés